Imprimir esta página
Lunes, 27 Mayo 2019 16:28

GANARLE A LOS MONSTRUOS

Escrito por
Valorar este artículo
(7 votos)

Me toco vivir las diferentes injusticias que enfrenta nuestra clase, que no es otra que la clase trabajadora, ver como se nos humilla, pisotea desde las clases mas altas y con poder, nunca vi que los trabajadores ganáramos alguna batalla. Muchas veces con bronca otras con indignación sentarnos a ingeniar diferentes estrategias para hacerle frente y desde esa misma bronca salir sin armas a una batalla declarada perdida. 

Nuestras luchas muchas veces escasas y de poca prensa, aveces utilizadas de marketing político, no salen en los diarios. Hemos perdido compañeros que han sufrido infartos a la hora de leer el telegrama de despido, o la muerte de aquellos héroes que deciden enfrentarse a la patronal para defender la comida de nuestros hijos.

Pero el 15 de mayo después de 4 años  de pelear contra la burocracia sindical del sindicato de empleados de comercio y contra una de las empresas mas grandes y mas crueles a nivel mundial "CENCOSUD S.A" sonó el teléfono con la grata noticia de que les trabajadores por fin habíamos ganado una batalla y no la viví como protagonista la viví como trabajadora, con el cuerpo un poco cansado y magullado pero con el alma intacta. 

El 10 de marzo del 2017 llegaba un expediente, al Juzgado Nacional de Primera Instancia Del Trabajo Nro 54 de la doctora Ferdman, que podía cambiar el rumbo de las  trabajadoras y era un grito desesperado de ayuda, el subsecretario de asuntos gremiales del sindicato de empleados de comercio RAUL SEDEÑO se había obsesionado con mi persona y había decidido hacer uso de sus fueros sindicales para ejercer violencia física, sexual y psicológica con complicidad de la empresa Cencosud S.A . Hemos pasado, y digo "hemos" porque nunca estuve sola, y el dolor no solo fue mio, sino de mis compañeros, amigos y familiares, incluso mi padre sufrió un infarto en la puerta del gremio, he perdido a Eva, un embarazo de 7 meses,  al cual esperaba con mucho amor, todavía guardo sus cosas, por el estrés que sufrí a causa de una persecución desmedida de la empresa y el gremio, el cual pago hasta el ultimo memento con plata de los afiliados los abogados que representaron en el juicio a Raul Sedeño, le han ofrecido plata o favores a mis compañeros de trabajo a cambio de drogarme, han metido adentro de un auto a una testigo para que no declare, me han negado la comida durante meses en mi lugar de trabajo, me han golpeado, me han manoseado, me han humillado, han colocado un perro muerto dentro de mi locker, y  dentro del mismo la frase "no son 30.000 van a ser 30.001", contrataron personal de las fuerzas de seguridad para intentar secuestrarme mientras organizaba la audiencia publica para evitar el cierre de mi sucursal. ¿todo esto les parece irreal no? a mi también nunca entendí porque tanta saña desmedida contra una sola trabajadora, pero a lo largo de este tiempo entendí que es el odio generalizado a nuestra clases que los lleva a esto, ellos nunca pudieron ni podrán entender como una simple cajera con secundario podría decirles  BASTA!

¿PORQUE AGUANTAR TANTO?

Hay preguntas que creo que nunca voy a dejar responder y esta es una de ellas, en cada entrevista esta presente, y la respuesta habla de nuestra clase: "porque somos los trabajadores los que siempre tenemos que perder, porque somos nosotros los que tenemos que abandonar nuestros puestos de trabajo, cuando amamos nuestros oficios ¿porque ellos tienen que ganar?. Me usaron de escarmiento para que los compañeros no se atrevieran a enfrentarlos, yo era "el ejemplo de lo que no se de debía hacer". Siempre hable de lo hermoso que es el sindicalismo, de lo importante que es la institución para los trabajadores, creo que lo único que he deseado en mis 36 años fue ser delegada, creo que se puede hacer de otra manera, creo que tenemos que recuperar los gremios desde las bases y se que va a ser una lucha de años pero también se que es posible, si yo me fuera de mi lugar de trabajo todo lo que he pensado, todos mis ideales por los que tanto sufrí y  todo lo que hoy representamos seria tirado al abismo, deseo con todas mis ansias ver la caída de la burocracia sindical, deseo con todas mis fuerzas que los trabajadores seamos los que decidamos nuestro futuro, creo que lo oculto detrás de esta respuesta es también un poco de revanchismo, usarlos de ejemplo para que nunca mas vuelvan a maltratar a una trabajadora y que sean la imagen de lo que no se puede hacer.

 

EL FALLO

 

Imagine ese momento muchas veces, lo soñé porque nosotros, Los trabajadores vivimos de sueños de esa manera alimentamos el alma, de esa manera parece todo un poco menos cruel, de esa manera enfrentamos los monstruos, y de esa manera decidimos hacerles frente, el 15 de mayo la Jueza Beatriz Ferdman, de primera instancia del juzgado 54 le ordenaba a CENCOSUD S.A que arbitre los medios necesarios para cesar con el maltrato en mi lugar de trabajo, preservando mi integridad y dignidad, garantizando mi seguridad, haciendo cesar toda situación de violencia y evitando la repetición, y le ordenaba a RAUL SEDEÑO a cesar todo acto de perturbación o intimidación que directa o indirectamente realizara en mi contra, de esta manera se me devolvía la dignidad, con estas simples palabras volvía a juntar mis pedazos para volver a enfrentarlos.

Este fallo sienta un precedente por fin tanto dolor tenia un motivo, es la primera vez que un dirigente sindical afronta un juicio laboral, es la primera vez que los trabajadores llevamos a juicio a un dirigente sin una relación laboral directa, es la primera vez que se le dice a una empresa basta de violencia de genero laboral, es la primera vez que le ganamos a un monstruo porque así los veía, así me sentía pequeña y diminuta enfrentado sola los golpes, pero no era así, no estamos solos, estamos dispersos y esa es la unión y la fuerza que necesitamos.

Nosotros no salimos en artículos de Diario, nos come el sistema, nos desgasta pero la intención de este articulo es otro, es pedirles que nos nos rindamos, que nos organicemos, que la pelemos, que les digamos basta, que le ganemos a los monstruos.

 

 

 

Leído 1483 veces Modificado por última vez el Lunes, 27 Mayo 2019 19:33
Eva Serrano

Lo último de Eva Serrano