NOTICIAS

NOTICIAS (54)

En el año 2019 era detenida la actual coordinadora de Seguridad e Higiene del OSECAC, Lidia Perna  detenida por nueve escuchas telefónicas en las que negociaba las dádivas con la esposa de un detenido a cambio de un beneficio procesal.

Las intervenciones telefónicas fueron dispuestas en el marco de la investigación que puso tras las rejas al acusado Ariel Haine, procesado con Lidia Perna por varios delitos de robo de propiedades, usurpaciones, defraudaciones, estafas y falsificación entre una bolsa indeterminada de imputaciones que pesan sobre sus personas ¿Después de leer los cargos y la causa judicial, ¿quien podría designar frente al cargo de coordinadora de seguridad e higíene de OSECAC a lidia Perna? la cual no solo no  se encuentra habilitada para este cargo, sino que no tiene titulo habilitante.

Detrás de esa designación se encuentra la persona elegida para reemplazar o acompañar en las elecciones de comercio 2022 a Armando Cavalieri, el Sr. Carlos Perez, el cual no solamente no tiene empresa sino que además toda su familia vive a costillas de los afiliados del sindicato de empleados de comercio ocupando desde secretarias, Subsecretarias Gerencias en Parque Norte, Tierra Santa y el Golden Center, esta de mas aclarar que la Sra. Perna no se encuentra capacitada para ser coordinadora de salubridad e higiene, y ¿entonces porque ocupa el cargo? esta es una pregunta que es facil de responder ella debe realizar la misma función que realizaba siendo empleada de Ariel Haine.

 

 

SER PARTE DE UN PROYECTO SINDICAL 

 

 

Al escribir este articulo me vienen a la mente el rostro de compañeros y compañeras que luchan a diario contra los gerentes del sindicalismo y con patronales despiadadas, aquellos rostros cansados que enfrentan al mas cruel sentimiento que no es otro que el miedo de aquellos que nos han elegido, donde trabajadores cansados de castillos de arena, deciden descreer en el movimiento sindical, y este articulo es para ustedes, para que no perdamos la esperanza y que en estos últimos años de militancia que nos quedan le pongamos mas que nunca el alma "al ser parte de un  proyecto sindical que debe recuperar las bases del sindicalismo argentino" porque compañeros, esto que vivimos, esto que sufrimos y esto que nos lleva a elegir el comer o no de noche, no es el sindicalismo del pueblo. la liberación del movimiento sindical no será nunca individual, será colectiva. Cada uno de nosotros peleando en su propio gremio, luchando por un modelo sindical que nos abrace y nos contenga a todos los que luchamos a diario por nuestra clase.

Muchas veces es cruel y difícil el camino, lo se y lo digo mirando mi cuerpo agotado y golpeado, pero también sé y les puedo asegurar que hay un sindicalismo distinto pero tenemos que volver a ser rebeldes, a recuperar nuestra capacidad transgresora y a no dejarnos atropellar por aquellos que esperan que claudiquemos, provocando momentos difíciles y violentos, debemos recuperar la solidaridad con nuestra clase, que no es otra que la clase trabajadora.

Debemos construir un espacio amplio, pluralista y democratíco, surgen nuevos tiempos y tenemos la obligación compañeros y compañeras de retomar las banderas, entendiendo que ninguno de nosotros es dueño de una verdad absoluta, tenemos que dejar las pequeñas rencillas de lado para poder discutir las grandes cosas que los trabajadores estamos necesitando, dejemos de lado el formalismo de la política, no podemos jugar a ser dirigentes sindicales, debemos y estamos obligados a dejar los discursos de lado, para poder estar en la acción concreta, para que los trabajadores vuelvan a creer en nosotros.

 

 

CLARO QUE CUESTA, CLARO QUE HAY QUE ACEPTAR PRESIONES 

 

 

No es gratis llevarse mal con los poderosos, no es gratis exponer los maltratos de la patronal, no es gratis decirle basta a los gerentes del sindicalismo, pero nosotros apostamos a un proyecto sindical y no estamos dispuestos a bajar los brazos, sepan compañeros y compañeras que tenemos espalda para llevar adelante nuestras propuestas y tenemos espalda para cumplirlas, los que encabezamos este proyecto somos militantes sindicales, y no estamos contentos con el desprestigio del sindicalismo, y si se desprestigia el sindicalismo le regalamos a los grupos concentrados de poder la lucha de años de y el sacrificio de nuestros compañeros, aquellos que han dejado y dejan la vida por nuestra clase. Se equivocan aquellos que creen que vamos a aceptar la presión, la violencia de las patronales o de los gerentes del sindicalismo, sepan que no reaccionaremos con violencia pero si nos encargaremos de llevar adelante políticas de memoria, verdad y justicia, pagaran con la carcel los años de olvido, violencia y maltrato con los que han castigado a nuestra clase.

Tenemos la responsabilidad todos, los afiliados, los militantes y los dirigentes, porque esta lucha no es individual, esta lucha es colectiva, esta lucha es de clases, no es de partidos políticos, debemos pensar en los que menos tienen, en epocas en donde nos quieren hacer creer que somos todos iguales, que el sindicalismo argentino no volverá a ser para los trabajadores, sino para unos cuantos, aquellos que ven como mercancias nuestros derechos, aquellos que  no debemos mandar al olvido, aquellos que deben ser recordados como traidores a nuestra clase. 

Pero todos tenemos responsabilidades los afiliados, los militantes y los dirigentes, tengo la firme convicción de que lograremos entre todos la recuperación de cada uno de nuestros gremios, a todos ellas, ellos y elles les pido que no cesen que acompañen en este proyecto sindical, el triunfo depende de nosotros mismos y de lo que cada uno de nosotros valla aportando, la meta parece inalcansable pero que nos les quiebre la autoestima, nos necesitamos llenos de sueños y esperanzas, nos necesitamos votando en cada uno de nuestros gremios, porque esta es la única oportunidad que vamos a tener de lograr un sindicalismo presente y que no nos excluya, tenemos que trabajar mucho, no nos faltan las ganas ni la convicción para llevar adelante cada uno de nuestros sueños, si tenemos que recorrer cada una de las puertas para explicarle a cada uno de los compañeros cual es nuestra propuesta lo haremos, para ver que no nos rendimos, para ver que podemos instalar nuevamente la gloriosa pertenencia a la clase trabajadora, muchas gracias a todos, se que entre todos lo vamos a lograr.

La dos caras del ajuste y la persuasión que ofrece Antonio Caló.

 

El debate impuesto por el presidente de la UIA, Funes de Rioja, alrededor del no pago de los salarios al personal que no quiere vacunarse, es una trampa para abrir las puertas a la posibilidad de despido de los trabajadores con enfermedades pre existentes.

En respuesta al pedido empresario, el dirigente metalúrgico, Antonio Caló, después de definir como “una barrabasada jurídica”, adelantó que lo que hay que hacer es: “persuadir a los trabajadores”. “No hay ninguna ley que obligue a los trabajadores que no le van a pagar el sueldo por no vacunarse” argumenta, y recuerda la participación del sindicalismo para resolver los embretes por la pandemia de las patronales : “Creo que los dirigentes gremiales, los dirigentes sindicalistas, cuando vino la pandemia nos pusimos de acuerdo y firmamos una suspensión”, acuerdo que significó una quita importantísima para gran número de compañeros/as que cobraron en sumas no remunerativas el 82 % del sueldo, en muchas empresas sin contabilizar premios y adicionales lo que representó una caída mayor; lo que devino en grandes alivios para las patronales que además cobraron los ATPs.

Si bien puede entenderse como una amenaza el reproche sindical al jefe de la UIA, cuando el líder metalúrgico afirma: “Si tienen algún conflicto gremial por algún compañero que no se vacuna, será responsabilidad de los empresarios”, también adelanta la solución, “que  el empresario trate de hablar con los representantes gremiales para que se haga una persuasión para esos compañeros”, es decir que lo que no se pueda bajo el manto legal, ofrece el manto gremial que muy posiblemente sea la misma solución que brindó al principio cuando acordó las suspensiones (en caso de que el compañero no se “persuada”). Pero además aclara que “A trabajar tienen que ir todos… Ya está todo en condiciones de ir a trabajar. Yo creo que ya todo el mundo tiene que ir a trabajar. La cuarentena se terminó. La gente necesita producir, el país necesita producir”

Lo que no dice Antonio Caló.

En primer lugar, es mentira que no haya legislación como sostiene los industriales de la UIA. Existe y protege al trabajador con enfermedades pre existentes frente a un virus letal. Por otro lado, aquellos trabajadores de grupo de riesgo pueden ser convocados a trabajar después de 14 días de recibir la primer dosis de la vacuna. Los que siguen dispensados son los compañeros con enfermedades inmunodeficientes.

También es mentira que cualquier trabajador (como tramposamente infiere la UIA, que habla del trabajador en general sin aclarar que se refiere a los que tienen enfermedades pre existentes) no este trabajando por no estar vacunado. Desde el primer día de la pandemia millones de trabajadores considerados esenciales han estado expuestos al pie de la producción o en el viaje al trabajo, solo hablando de la industria. Sin nombrar trabajadores de la salud o servicios como los choferes del transporte público. En el gremio metalúrgico, salvo las dos primeras semanas, fueron miles los compañeros y compañeras que asistieron a sus trabajos, todos sin vacunarse. Recién ahora hay compañeros vacunados,  pero la mayoría sigue esperando su turno asistiendo al trabajo y sin objeción de las patronales por el peligro de contagiar a sus compañeros, tal como argumentan ahora. Lo que las patronales quieren, con el jefe de la UIA a la cabeza, es tener las herramientas jurídicas para poder echar a los y las compañeros/as con enfermedades pre existentes.

En todo caso, lo que está en discusión es la obligación de ir a trabajar o no de la persona que no quiere vacunarse y sea del grupo de riesgo, hoy dispensada por decreto. Este es el eje del reclamo industrial. No quieren pagar los sueldos a las personas dispensadas. No les importa si un compañero se vacune o no mientras cumpla con la asistencia al trabajo, sino fijémonos lo que pasa ahora en las fábricas y talleres ¿Cuántos compañeros todavía no se vacunaron y van a trabajar todos los días, sin embargo el empresario no dice ni mú?

La demanda de la UIA para aplicar “sanciones” o no pagar sueldos a los compañeros, lo mismo que el ofrecimiento del sindicalismo para “persuadir” son dos caras de la misma moneda y se llama precarización laboral, ajuste a costa de nuestras vidas. El único remedio frente a este nuevo ataque es la organización independiente de los y las trabajadorxs, organización desde abajo, desde las bases. Uniendo a los y las compañerxs que queramos recuperar nuestras formas de organización para defendernos de los ataques y avanzar en la conquista de derechos. En nuestras manos está la fuerza.

 

“Yo no tengo para comer, ni para mi familia” “Yo vengo a trabajar todos los meses para ganarme el peso dignamente”

 

Las líneas de arriba no son para generar lástima ni mucho menos. Es bronca acumulada que se hace pandemia en el conjunto de los trabajadores y las trabajadoras, producto de una economía que beneficia a los mismo de siempre, antes y después COVID 19. En este sentido la situación del gremio del transporte no es la excepción y se agrava estrepitosamente el panorama porque los empresarios, conducciones nacionales y seccionales de la UTA y funcionarios de turno priorizan sus negociados en detrimento del pago en tiempo y forma salarios, coberturas y obras sociales y aumentos por paritarias.

En Jujuy, según los dichos de los compañeros, no se cumple ninguna paritaria o acuerdo homologado ni mucho menos los pagos del 1 al 4 como marca el CCT 460/73. El mecanismo de atar salarios a subsidios es la soga al cuello para las familias del transporte.

Desde hace años trabajadores de distintas empresas de recorridos urbanos como XibiXibi, El Urbano, Unión Bus y Santa Ana y empresas interurbanas como San Cayetano, Empresa Gral. Savio, Empresa Figueroa, Empresa Futuro no cobran sus salarios en tiempo y forma. Es por esto que se han movilizado a la seccional de la UTA Jujuy el 10 de mayo reclamando a la conducción que lleven adelante un plan de lucha. Ante las justificaciones de los responsables gremiales los compañeros plantean “que las tarjetas no te esperan, las deudas no te esperan ¿cuánto pagamos de intereses?”

“Yo no tendría que perder mi día de descanso para venir a reclamar algo que tenés que hacer vos por nosotros”, le gritaba un compañero al responsable de UTA.

En el transcurso de los meses, las empresas y funcionarios se armaron la excusa de los subsidios y la conducción fue vocera de este sector.

Ahora bien, han pasado prácticamente dos meses de ese reclamo y recién ahora salen de sus sillones y oficinas para reclamar a la gobernación. Desde el 6 de julio hasta la fecha se ha iniciado paro en todas las empresas con movilizaciones a la gobernación de la provincia y 13 y 14 de julio movilizaciones y cortes en autopista. Estas últimas medidas impulsadas por los trabajadores de las empresas urbanas.

Los empresarios siguen con la postura de no pagar y descontar los días de paro. El ministro de la provincia de Jujuy quiere decretar paro ilegal justamente para darle vía libre a las empresas para que accionen contra los trabajadores. “Nos impulsan a hacer esto, a que el pueblo se enfrente con el pueblo”. “El ministerio de transporte tendría que defender la fuente laboral del trabajador cosa que no está ocurriendo acá en Jujuy, están del lado del empresario, no tenemos garantías como trabajadores”. En el caso de las interurbanas están queriendo dar $50.000 a cada trabajador sin descontar los días de paro. El viernes le cancelarían la deuda. Las empresas urbanas decidieron no dar el brazo a torcer esta medida. Los empresarios amenazan que con dejar sin trabajo y cerrar las puertas hasta el 27 de julio. A su vez la municipalidad comenzó a contratar combis para carnerear el paro, cobrando a los pasajeros $50.

El reclamo desde las bases fue lo que impulsó en varias situaciones las luchas. Pero así como en Jujuy otras provincias vienen peleando desde hace tiempo contra las maniobras patronales y de los gobiernos (no importa de qué partidos sean). La unidad desde las bases y entre provincias puede lograr las reivindicaciones históricas.

Distintas grupas de mujeres y disidencias originarias se dieron cita este 8 M en el Paro Internacional de mujeres. Es un movimiento que viene cobrando cada vez mayor visibilidad en Buenos Aires en los últimos años y que desde los márgenes que le ha impuesto la cultura hegemónica, va disputando año a año, cada vez un poquito más, el centro de la escena. Se identifican a sí mismas de distintas maneras, no es un conjunto uniforme, más bien la diversidad en todos sus aspectos es lo que podríamos decir que las caracteriza, se llaman unas migrantes, otras negras, o marronas, o simplemente indígenas. En esa construcción identitaria y territorial diásporica que tiene anclaje en la ciudad, y desde diferentes filiaciones políticas, han sabido reposicionarse para interpelar a muchas otras colectivas que ya adoptaron la whipala, la música, la lucha contra el racismo y la denuncia del genocidio en relación también con otras luchas: en la educación, en los sindicatos, en el colectivo LGBTIQ… Hablamos con algunas de ellas para poder registrar qué significó su participación en la jornada del 8M.

Uno de los textos convocantes dice así:

 

“El término WARMI proviene del quechua que significa mujer y sikuri es llamada la persona ejecutante del instrumento.

Hoy somos muchxs más, capaces de hacerle frente al colonialismo y al patriarcado que nos sigue sometiendo. Hermanadxs desde la urbanidad de Buenos Aires (tierra de  Querandíes, Chanás y Timbúes) oriundxs de toda el ABYA YALA (nombre originario de América), unimos nuestros espacios de resistencia.”

 

La matriz colonial sigue vigente. Invaden y expolian, de la misma manera territorios y cuerpas. Este 8 de marzo por la tarde, sin embargo, jóvenes mujeres y disidencias indígenas que residen en CABA y en GBA se autoconvocaron para hacer visibles las luchas territoriales e identitarias. Hubo una protagonista indiscutible en la jornada de reivindicación contra el racismo: la SIKUREADA en el Paro Internacional.

Tienen entre 20 y 40 años promedio. Son militantes sociales, comunicadoras, maestras, músicas, algunas son madres, otras deciden no serlo –cosa que suele ser difícil de aceptar para una comunidad originaria-, otras inclusive se reconocen como feministas o como parte de la diversidad. Nacieron en la ciudad, vinieron de niñas con sus familias, o a buscar trabajo de grandes. En la urbanidad es donde varias de ellas crecieron y aquí internalizaron muchas de las prácticas que en las familias tradicionales pasan de generación en generación y que no es costumbre poner en cuestión. Desde la urbanidad, piensan el mundo en clave indígena.

Identificarse como indígena, afrodescendiente o racializada en la ciudad es “un viaje de ida”. Por varias generaciones les indígenas migrantes y sus hijes estuvieron invisibilizades. Les llamaron “cabecita”, casi una forma folclórica de quitarle el “problema racial” de encima a la Argentina. A pesar de eso, desde hace décadas, el movimiento indígena se fue conformando en el país a partir de estos grupos urbanos, que venidos desde distintos lugares, se encontraban en Buenos Aires y entendieron paulatinamente que había puntos en común en todas sus historias: la merma de las economías regionales –en toda Sudamérica-, la migración forzada del territorio, la falta de representación en otros espacios sociales y políticos…

Al principio eran poques, hoy ya son tres generaciones y siguen sumando compañeres. Las mujeres originarias –quechua, aymara, qom, mapuche, guaraní, wichí …- que convocaron este 8 M por la tarde son algunas de las hijas de ese movimiento, que con el correr del tiempo se fue transformando. Hace unos años tocar el sikus –para les andines- o el tambor – para les afrodescendientes- estaba prohibido para las mujeres. Las llamadas eran convocadas por hombres. Las mujeres solo acompañaban con baile. Muy de a poco fueron empoderándose, pudieron tomar la palabra con más fuerza y comenzaron también las llamadas de tambor y las tocadas de mujeres.

 

 “Este 8M nos encontramos habitando nuevamente las calles, cuidándonos entre todes. La ronda es abierta, a todas las warmis y disidencias soplantes y danzantes que sientan y resuenen con este proyecto de TINKU, de resistencia, de repensarse colectivos y en deconstrucción..

No bailamos y soplamos porque sí, lo hacemos porque estamos vivxs!!! Vivxs, Libres y Plurinacionales nos queremos!!Decía un flyer de TINKUNAZO PLURINACIONAL.

 

Respecto de las características de esta convocatoria y de otras anteriores como fueron por ejemplo las de diciembre pasado por la legalización del aborto, Munay, de Inalmama, nos cuenta:

La verdad que fue el lunes una jornada de mucha visibilización, de mucho empoderamiento, ante tanto silencio y ocultamiento. Suele pasar en muchas de las notas que he leído que como que no se entiende lo que es la Comunidad de Warmis sikuris de Buenos Aires. En realidad no es una banda de sikuris. Nosotras somos mujeres de diferentes agrupaciones de Buenos Aires que nos autoconvocamos. Así nace la primera autoconvocatoria en 9 de julio y Avenida de Mayo en 2011, que éramos pocas mujeres tocando en varios grupos y entonces nos unimos a ser un solo soplo y una sola ronda. Sigue siendo una autoconvocatoria pero esta vez nos aglutinamos con el nombre de Comunidad de Warmis Sikuris de Buenos Aires, para que toda aquella mujer que toque en diferentes bandas pueda sentirse parte cada vez que nos autoconvocamos.

Nosotras hicimos un documento porque hemos hecho varias reuniones por zoom y presenciales para brindar información de lo que somos justamente porque llegado el momento de la tocada queríamos concentrarnos en la ceremonia, en la reunión, y de lo que es propiamente la marcha, cuidando nuestra ronda, cuidando nuestras wawas…

En esos momentos, me gusta más bien poder compartir ahí con las hermanas, estar atenta con la ceremonia, la tocada, estar guiando a la grupa, poder ver las alegrías, las tristezas, el cansancio también, porque fueron muchas horas, nos autoconvocamos alrededor de las 13 horas, empezamos a marchar a las 16, o un poquito más.

Había muchas hermanas de diferentes grupas: Arco iris, del Falla, de Runa masi, Tres ombués, de Julio crespo, Inti Patzi, Qantati oruri, Claveles rojos, Sartañani, Culiacas, Depatriarcales, es una convocatoria de varias mujeres originarias que estamos residiendo acá en Buenos Aires.

Hay muchas organizaciones, por suerte, que estamos militando cada una con una mirada diferente, pero a su vez igual pueblos originarios y las invisibilizadas … estamos en la misma lucha, vamos por diferentes caminos, pero eso hace que nos visibilicemos un poco más.

Mucho por caminar todavía porque en cualquiera de esas columnas somos pocas diríamos, ¿no?, tratamos de sumarnos, pero seguimos siendo pocas ante tantas otras organizaciones, así que bueno es cuestión de visibilizarnos para concientizar  y que retumbe ahí en otras personas su identidad.

 

Uno de los lugares de esa gran convocatoria que se dieron las mujeres de esta comunidad que se reúne para eventos como el del lunes, tuvo lugar en la Plazoleta de los pueblos originarios en Av. de Mayo y 9 de Julio, otro fue Av. de Mayo y Lima, y se fueron sumando desde otros lugares otras grupas, de modo que la llamada fue creciendo, fue creciendo como el empoderamiento de estas mujeres que ahora sí son visibles, porque EXISTIMOS Y RESISTIMOS¡ como dice alguna frase por ahí. Caminaron tocando desde allí hasta Plaza Congreso, desde las 2 de la tarde hasta las 9 de la noche. Fueron haciendo altos. Tomando agua, alguna otra bebida energizante, “o chicha, una bebida andina que llevó la sikuri Delia Claros, la elabora ella misma. Un aprendizaje de generaciones”. Porque el sikus y el calor, a veces bajan la presión. Fueron distintas comunidades y cuerpos de baile que se dieron cita, y la música y el baile de esos diferentes espacios se fueron acoplando y haciendo cada vez más colectivos:

“Sikuris Mama Quilla, tocaron laquitas (…) y tinku. Las Sikuris Warmi Sikuri, la Unión de mujeres sikuris tocaron otros ritmos: qanthus, italaques, sikureadas…”, nos dice Mariana Amaru, docente y sikuri, que se hizo partícipe en la tarde del lunes.

 Era contagioso escucharlas. De hecho en el camino, allá por las 8 de la noche se les sumó una grupa de baile feminista. Se multiplicó la ronda en ese momento. El disparador fue una de las performance de Mama Quilla, que partía del canto: “AL MACHO MACHETE”, que sumó muchísimas adhesiones, aplausos, vivas al baile colectivo. Se unificaba así esa distancia que parece haber muchas veces entre las mujeres racializadas de Buenos Aires y las otras, porque el enemigo es el patriarcado. Atrás de todo, mujeres con atuendo andino, algunas con sus wawas en el aguayo, cerraban la caravana:

 

“Después de hacer un recreo, de llegar a Plaza Congreso, a la primer placita que está sobre Yrigoyen, nos quedamos ahí comiendo, sentadas, tomando alguito, y después volvieron las ganas de seguir tocando, vimos que era temprano y decidimos marchar, y ahí fue cuando ya nos dimos cuenta que no había tanto movimiento, que las calles estaban por ahí un poco más libres, nos volvimos a hacer la formación, y fuimos… fuimos con la intención de llegar hasta donde siempre nos tapan todos los partidos políticos. Sucedió que pudimos avanzar y llegar ahí, a tocar ahí enfrente del Congreso, que eso fue muy significativo para nosotras, para todas, y super gratificante, eso nos llenó también de fortaleza, porque la gente también nos recibió muy bien, con aplausos viste como con ese aliento. A pesar de la hora, todavía éramos muchas, éramos más de 20. Así que bueno, cargando con las wawas incluso, decidimos dar la vuelta, volver hacia 9 de julio y nos fuimos tocando hacia la placita de los pueblos originarios donde surgió todo empoderamiento que ahora tenemos.” Nos cuenta Munay.

 

Ya cerca de las 9 cuando gran parte de la movilización desconcentraba, y como les sikuris siempre se quedan hasta el final, las mujeres originarias comenzaron a tocar nuevamente, y emprendieron su marcha hacia el frente del Congreso, se renovaron espectadoras y aplausos, las nuevas generaciones, la niñez indígena pasó nuevamente al centro a recrear los bailes colectivos.  Y se dio cuenta así de que ya hay más de tres generaciones sosteniendo la visibilidad y las voces de las mujeres y disidencias indígenas en Buenos Aires. La música acerca diferencias, saca sonrisas, hace avanzar las luchas.

Los trabajadores del transporte vienen sufriendo un oprobio cotidiano producto de la situación económica y social que se agravó con la pandemia del Covid 19. Al cumplirse un año del comienzo del ASPO, algunos cuerpos de delegados impulsaron la defensa de licencias, protocolos y elementos de seguridad con diversos resultados debido al grado de organización contra la fuerza patronal. Pero en esa puja, la mayoría de las empresas de corta, media y larga impuso un régimen degradado  para aumentar sus ganancias sustentado con mecanismos de terror como persecución, desafiliación,  despidos y también encarcelamiento con complicidad de UTA, naturalmente.

En esta nota que inaugura el 2021 haremos un paneo general desde que comenzó la pandemia donde se avizora un empeoramiento de las condiciones de vida pero con ensayos organizativos que deben fortalecerse para avanzar en un proyecto de la clase obrera.

Los compañeros de Larga distancia y Turismo fueron los primeros en recibir golpe tras golpe. Vía Bariloche, Flecha Bus, Expreso Singer, Plusmar, Crucero del Norte, Chevallier, entre otras, comenzaron a pagar en cuotas miserables  y despedir a miles de trabajadores en negro o encuadrados bajo el CCT 610 yendo en contra del DNU del gobierno, mientras recibían containers millonarios de dinero llamado “subsidios” haciendo que pequeños componentes se integren a estas o mueran en el intento. Los trabajadores en AMBA (como los de Plusmar y La Urquiza) movilizaron al Ministerio de Trabajo consiguiendo solo promesas aunque no es desdeñable la experiencia de lucha que impulsaron, con ollas, movilizaciones, asambleas.

 

En la vorágine de la primera ola, el registro de la cantidad de covid positivos se perdió al no haber datos oficiales del Ministerio de Trabajo, de Transporte y mucho menos de la UTA. Las muertes de los trabajadores del transporte se debe a las consecuencias de la actividad profesional (Hipertensión, diabetes, EPOC, enfermedades renales y hepáticas) y a la ausencia de una obra social digna que entró en franca decadencia gracias al legado del “Bocha” Juan Manuel Palacios y su fiel sucesor “El Gallego” Roberto Fernández.

 

Llegando a la segunda parte del 2020 y con la apertura indiscriminada como bandera empresarial, la situación fue caótica y con ello, la avanzada patronal en todo el país. La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Jujuy, Córdoba, Salta, Tucumán, Santa Fe - Rosario, Entre Ríos, Formosa y Corrientes, Neuquén, Mendoza, San Juan fueron terrenos de disputa y peleas defensivas y espontáneas. Acciones de choferes “Autoconvocados” fueron reprimidas, baleadas y perseguidas por reclamar:  pagos salariales como indica el CCT 460/73, irregularidades en cargas sociales y Anses para las familias, despidos y persecución sindical. Todo esto en un contexto de insalubridad y picos de muertes que tenía a Argentina como uno de los países con más infectados por cantidad de habitantes.

 

El 2021 comienza como se sabía. Roberto Fernández terminó de sellar el certificado de muerte sólo para los trabajadores de la zona de AMBA con 15000 pesos no remunerativos en cuotas sobre un salario de 60.000 pesos según Convenio, pero que en la realidad no se aplica. Con suerte 50.000 pesos que no alcanza para pagar luz, agua, gas, alquiler, nafta, internet, ropa, comida, útiles escolares (porque el kit escolar en varias seccionales no se entrega) y las tarjetas de crédito. Muchos otros compañeros sin la posibilidad de tener algo que comer al quedar en la deriva total.

Esta entrega de la conducción genera la bronca más cruda hasta los chistes y memes más audaces para no estallar en angustia. Pero lo que se puede percibir como nueva actitud  es cierta tendencia a luchar y no resignarse. Muchos compañeros del país que la pelean, que se organizan e intentan construir lazos de solidaridad, a pesar de la distancia generacional o geográfica, buscan una salida colectiva. A pesar de tantas pérdidas y constantes pesares, la fuerza de los trabajadores surge primero como briza para convertirse en un ventarrón de cambio.

 


 

Capital y Gran Buenos Aires

 

 

Zona Oeste: Reincorporación en la 620

 

En la Zona Oeste, la línea 620  es el botón de muestra de esta cadena de opresiones (para nada fortuitas) que ocurren en todas las líneas del conurbano.

 Desde el asesinato de Leandro Alcaraz en 2018, en los medios comenzó a hacerce eco de las condiciones de trabajo, sobre explotación y asesinatos atroces. Ante estos hechos, sólo se hicieron públicas las cuestiones de asesinatos y “violencia”. Las familias del transporte para no dejarlos como actos aislados de “inseguridad”, golpearon puertas de municipios, de las autoridades y funcionarios y también de medios masivos de comunicación; desde ya, se reclamó a delegados y al sindicato pero nadie dio respuestas reales. Ante este abandono, la única salida que encontraron las trabajadoras y los trabajadores fue la asamblea y cortes en la Ruta 3 con bombos, unidades paradas y quemando gomas (por kilómetros o en Gral Paz). Lo mismo cuando asesinaron hace un año a Pablo Flores, trabajador de la empresa Almafuerte. En este caso la represión policial fue más feroz por parte de la policía de Virrey Del Pino. Sin embargo, la represión cotidiana, la de los empresarios del transporte (junto con la conducción de UTA) se intensificó cada vez que los compañeros ponían la cara y denunciaban las condiciones en que se trabaja. El transporte público de pasajeros debe ser un derecho  para el conjunto del pueblo trabajador, pero que desde la lógica empresarial es lo mismo de siempre: negocios en base a recibir subsidios, nada de inversión y régimen de sobreexplotación.

 

A fines de febrero de este año el compañero Luis Gomez fue perseguido por los empresarios y sus lacayos (los delegarcas) logrando que por la maldita 245 lo despidan sin causa. Esto es una forma de decir. La causa es que el compañero no se resigna al régimen imperante de la empresa y comenzó a organizarse con otros. Ante esto la respuesta de los compañeros fue bloquear el acceso de la cabecera que luego se convirtió en la solidaridad  distintas líneas de la zona y compañeros de base. El ministerio de trabajo llamó a las partes a conciliación obligatoria por 15 días pero con el compañero en el puesto de trabajo. Sin duda no habría sido posible sin la organización de los compañeros de la 620, que expresaron la bronca no sólo contra la empresa sino contra los “delegarcas” que festejaban el despido.

 

Zona Sur: 540 553 contra el abandono a los choferes y al público pasajero

 

La continuidad de la lucha se dio casi en simultáneo en otros puntos. En la zona de puente la Noria los trabajadores de las líneas 540 553 realizaron una protesta contra las paritarias a la baja sumándole el reclamo de condiciones de seguridad para los choferes y pasajeros dado que se vienen reiterando hechos delictivos en las unidades poniendo a todos en peligro. En dicha jornada apoyaron otras líneas de distintas zonas bonaerenses y se puso sobre la mesa la necesidad de pelear unificados contra la patronal y lo que decide la UTA a espaldas de la mayoría.

 

Se viaja como ganado

 

En la línea 203 (Moreno a Puente Saavedra) se hicieron denuncias por medios masivos de comunicación sobre cómo los pasajeros parados van como ganado al matadero. Al hacerse públicas  las imágenes y testimonio de los los trabajadores, la UTA sacó un comunicado  llamado “Estado de Alerta” donde le piden a las empresas que resuelvan el problema del amontonamiento de los pasajeros, cuando en realidad no denuncian la sobre explotación de los trabajadores y la exposición al virus dado que con menos unidades deben levantar a miles de trabajadores desesperados para llegar al trabajo o a sus hogares.

Esta situación desde ya está sucediendo en toda la zona bonaerense y se invisibiliza tanto la responsabilidad de los empresarios como los delegarcas.




Básico de 100.000 pesos

Plan vacunación por ser esenciales

Respeto del CCT 460/73. Igual salario por igual tarea

cabinas blindadas

Democracia sindical y reforma del estatuto de la UTA

Condiciones de salubridad y respeto del protocolo sobre cantidad de pasajeros parados.

Reincorporación de los despedidos y perseguidos

Por una Obra Social digna

La Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo desestimó la apelación interpuesta por la empresa Alexander Fleming SA y ordenó la reinstalación de una empleada despedida por contagiarse de Covid-19. La sentencia quedó firme y la trabajadora recuperará su puesto de trabajo.

 

Karin Romero Llamoca fue diagnosticada con Covid-19 el 4 de junio pasado, notificó a sus jefes y a contactos estrechos, y pasó 1 mes internada recuperándose de la enfermedad.

Cuando se acercaba la fecha para reincorporarse, el delegado general de ATSA en la empresa Alexander Fleming S.A de nombre David se comunicó con ella para acusarla por el contagio y le avisó que no la iba a defender. Karin negó todo pero sin más la sacó del grupo de Whatsapp laboral.

Cuando quiso reincorporarse, tras ser dada de alta, desde la empresa le negaron el ingreso sin explicaciones.

En septiembre del año pasado, la defensa de Karin, a cargo del abogado Federico Silguero del Estudio Recalde, presentó un recurso de amparo pidiendo regresar a la situación previa al conflicto.

El Juzgado Nacional de 1° instancia del Trabajo N° 5 decidió dar lugar a esta medida cautelar y obligó a la empresa a reincorporarla en las mismas condiciones en las que estaba contratada dentro de las 48 horas de quedar notificado, hasta tanto se investigue el trasfondo del despido.

En caso de incumplimiento, la multa sería de 3.000 pesos diarios. 

Desde entonces, con esa resolución, la empresa Alexander Fleming SA paga la mencionada suma de multa por día en su intento por esquivar la reinstalación que le indicó la justicia laboral en primer lugar.

Ahora, con el fallo de la Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, La sentencia queda firme y la trabajadora recuperará su puesto de trabajo

Viernes, 22 Enero 2021 22:47

Conflicto en TALP “La Costera”

Escrito por

Dialogamos con un trabajador del transporte sobre la demora del pago de salarios en La Costera, línea que une el sur con el oeste del Conurbano Bonaerense.

 

“Esto viene de hace rato” 

 

En estos últimos años la empresa viene manejándose de forma tácita pagando salarios a cuenta gotas. Sin embargo hace unas semanas se intensificó la situación al calor de las necesidades. “Todo empezó con 8 compañeros que fueron a hacer el reclamo a la patronal” “Todavía no era un reclamo genuino colectivo pero el lunes se sumaron más situaciones de no cobro de nuestro sueldo y decidimos presentar los telegramas correspondientes sin dejar de presentarnos en la cabecera de la empresa realizando abstención de tareas.”

 

 Hay que remarcar que más allá del pago este problema viene de hace meses. Siempre se se pagan tarde las vacaciones “Los sueldos se cobran dos o tres día de lo acordado”

 

Según el compañero entrevistado todo al comenzar la desición de los trabajadores siguieron las intenciones de dialogo con la empresa.  “El día lunes el presidente de la empresa bajó diciendo que el Ministerio de Transporte no transfiere el dinero correspondiente y le dijimos que ese no es un problema nuestro”. “Nosotros venimos y cumplimos un horario, no trabajamos en cuota” Ante la insistencia de los trabajadores de que se pongan a la cabeza del reclamo, los empresarios no tenían intenciones de solucionar el pago de los salarios.  “Si el problema es que no te giran la guita, vamos a reclamar, pero poné la cara vos.” “Entonces resolvelo porque nosotros cumplimos” “nosotros no nos vamos a hacer cargo del problema” “si no le sirve nuestro apoyo, resuelvanlo como sea”

 

Lo que remarcaba el compañero es que “En realidad no quieren dar la cara y mandar al frente al gobierno porque tienen miedo de que le caigan a controlar”

 

En ese contexto los trabajadores decidieron organizarse. “El lunes nos juntamos y armamos una asamblea y abstención de tarea y decidimos no salir para acompañarnos y por suerte se hizo masivo. No teníamos excusa, si tocaban a uno, tocan a todos”

 

El compañero sostenía que  “Si nosotros nos unimos y vamos juntos estamos más fuertes porque cuando la bronca baja comienzan a echar a los más nuevos”

 

Tenemos que estar todos unidos, los nuevos y los viejos

 

Con respecto al rol de la UTA el compañero afirmó que “Con esta actitud hicimos que el sindicato se haga presente la mitad del lunes y martes, no les quedó otra porque vieron que estábamos unidos” “Ellos vieron que nosotros sabíamos cómo actuar y no nos dieron directivas”

 

Llegado el dìa miércoles 13 de enero nos anoticiabamos que los compañeros cobraban la totalidad de los salarios adeudados. Una importante experiencia que hay que seguir avivando para que llama de la lucha “Esto sirve para organizarnos, no tenemos que dejar enfriar de esta unidad”



Miércoles, 09 Diciembre 2020 13:12

NUNCA ES TARDE

Escrito por

Aunque sea tarde

 

Hacer un seguimiento exhaustivo de lo que sucede en el mundo del transporte público de pasajeros es complejo y a su vez con múltiples ejes a tener en cuenta. Es por eso que acotamos el análisis y hacemos un intento de elaboración de información que nos permita construir una idea aproximada desde la mirada de los trabajadores, que es, al fin de cuentas, desde donde nos paramos y observamos la realidad cotidiana. Puede haber matices y diferencias entre trabajadores, pero lo que no se puede negar es la sensación de abandono y una terrible ausencia de una alternativa genuina desde la clase obrera que nos saque de esta situación de miseria en todo el país. Nos quedan más interrogantes que certezas ¿cómo empezar ese camino de construcción de un nuevo sindicalismo que muchas veces es agotador y difícil? ¿Qué cuestiones debemos saber sobre nuestros derechos y sobre el CCT? ¿Qué leyes nos amparan? ¿cómo no exponerse uno y no exponer a otros en este intento de organización ante la persecución sindical, la masividad en las redes sociales y el desempleo? ¿cómo no caer en los engaños y el soborno de las patronales? ¿qué importancia tiene ligarse con otros trabajadores de otros rubros con las mismas inquietudes y necesidades? Algunos esfuerzos se vienen realizando por efecto reflejo dado que “nos llevan a situaciones extremas”, a enfrentarnos con el hambre de nuestras familias y las deudas que no perdonan. Es decir, se desarrollan acciones defensivas y de resistencia con distintos grados de organización por “el golpe de ariete” que los empresarios provocan en nuestras vidas. En algún momento los cambios se dan y aunque la manija la tienen los mismos(los garcas y los entregadores), el movimiento, el debate, la organización, la solidaridad se manifiestan como el principio de otra salida, la de los trabajadores. Aunque sea tarde, aunque nos maten, nos asesinan una y otra vez con el olvido y la traición. Aunque sea tarde, la organización de los trabajadores siempre es justa y necesaria.

 

Octubre Negro

 

El pasado octubre nuevamente la UTA hizo muestra de cómo se destruyen las condiciones de vida de los trabajadores. De cómo se hace escuela de un sindicalismo anti obrero y parásito. De estos ejemplos en la UTA sobran, y son una de las formas en que se expresa la opresión sobre el lomo de los trabajadores. Si había expectativas de “humanidad” “solidaridad”  “cuidado” “salud” en contexto de Pandemia les decimos que con solo escuchar ejemplos de los maltratos, patoterismo y abandono en la obra social de este sindicato, se esfuma toda idea de “bondad humana”. Octubre fue para los trabajadores del transporte un mes donde la exposición al Covid 19 estaba a flor de piel (y aún lo está), donde los contagios se daban en forma exponencial y el abandono, los asesinatos al volante (Pablo Flores) y los despidos fueron la noticia para llenar los programas televisivos y la prensa amarillista, pero no para pensar cómo resolver de raíz los problemas estructurales.

Con algunos compañeros compartimos la sensación de impotencia y de que cada año, cada mes, cada día, cada minuto, estamos hablando de lo mismo. Es decir, de los mismos problemas, de las mismas injusticias pero sin poder desatar este ovillo de opresión, de muerte, de represión y de ganancia empresarial. 

 

¡Dejate de joder!¿Paritarias?: Ni las migas de la torta

 

La paritaria que arregló UTA en Octubre para la región del AMBA fue una miseria nuevamente. Sin eufemismos: Una entrega “de aca a la China”. Un 30% teniendo como parámetro el básico percibido en diciembre de 2019 (conformado de $48.501) dejando de lado la cláusula gatillo del año pasado faltando los aumentos de enero, febrero marzo, con lo cual Roberto Fernández y compañía hicieron la vista gorda (otra vez) de la pérdida del poder adquisitivo. El acuerdo paritario sumó chirolas:  $20.000 no remunerativos equivalentes a 2 IFE, relegando al interior del país de beneficios remunerativos. Las cámaras empresariales acordaron con ofrecer “la miseria” pero objetaron que la garantía de cumplimiento depende de los subsidios que el Ministerio de Transporte haga llegar a las arcas empresariales. Es decir, lo pagan si les da la gana. Con esta maniobra se refuerza el acuerdo y la alianza  Estado - Empresas - Conducción de UTA contra los trabajadores del transporte, los que realmente son esenciales para seguir explotando y desechables cuando están achacados o molestan demasiado. Pero el salario con el descuento total no llega a los $50.000 y ni que hablar en el Interior. Si comparamos con la Canasta Básica Total (CBT) de Noviembre los trabajadores del transporte están por debajo de la Línea de la Pobreza (LP) nuevamente. La CBT para una familia promedio compuesto por un varón y una mujer, ambos de 30 años, y tres hijos de 5, 3 y 1 año es de $52.496, según datos del INDEC.

 

Como contrapartida el SISTAU de AMBA, que es unos de los subsidios otorgados a empresas por parte de Estado, fue en octubre de $37.676.689,27 y del Régimen de compensación complementario (RCC) fue $8.912.975.859,32. En Noviembre el SISTAU de AMBA pegó un salto importante cubriendo a la totalidad de las empresas con sabrosos ingresos de 

$2.526.476.761,68 amén de la facturación por provincia en el pasaje de los usuarios. Es decir de esta fiesta empresarial las pagan los trabajadores pero la miran desde afuera, mientras el resto acrecentan sus negocios y ganancias. 



Que no nos coman los piojos... y los empresarios

 

Un elemento a destacar es el movimiento(aún en maduración) de las bases del trabajadores del transporte del interior del país contra las condiciones de trabajo, salarios adeudados y lo despidos indiscriminados por parte de empresas monopólicas como ERSA, Crucero del Norte/ Sur, Autobuses, SAETA, Unión Bus, en urbano. Pero también se da este movimiento de reclamos desde principio de año, en las empresas de Larga Distancia como Plusmar, El Condor, Via Bariloche, Expreso Singer, entre otras. A este movimiento con distintas oleadas hay que destacar que no sólo es contra las empresas sino contra las conducciones seccionales de UTA y los “delegarcas” en cada empresa. En algunas situaciones son los mismos delegados de UTA que encabezan estos reclamos, con lo cual muestra que a la larga, la miseria se derrama por todos lados. Se le suma un ingrediente más activo en la calle: Las fuerzas represivas de los gobiernos de turno.  Hagamos un pasaje por algunas de las provincias del interior:

 

Santiago del Estero: Persecución sindical a trabajadores que se movilizaron a la seccional de UTA por salarios adeudados y despidos. La respuesta fue el encarcelamiento de compañeros luchadores para que no puedan estar presentes en las jornadas de lucha. Otra acción por parte de las empresas fueron los despidos a trabajadores honestos. Como contrapartida luego de reclamos por redes sociales, la hija de un trabajador del transporte necesitaba que la UTA se haga cargo de una operación importante, de la cual se había negado. Queremos informar que efectivamente se logró que la la obra social se haga cargo.

 

Jujuy: Luego de la represión, los trabajadores de Unión Bus son sometidos a sobreexplotación por parte de la patronal. Dicen que no reciben subsidios del Estado, es por esto que no le pagan los días feriados. Los trabajadores siguen en pie de lucha y reclamando lo que les corresponde desde hace semanas.

 

Salta: Reiteradas movilizaciones para exigir a la conducción sindical paritarias acorde a las necesidades de los trabajadores. Hay enojo en las bases y la organización y el debate comienza a tomar fuerza. Cómo cuestión no menor, la obra social dejó de atender a sus afiliados, sobre todo cuando más era necesario dado que existieron casos positivos de Covid 19 y los trabajadores debieron denunciar en algunos medios no oficialistas tal situación. Con las denuncias desde las bases se pudo lograr que la UTA atendiera a trabajadores infectados. Luego la conducción del sindicato presionaba a los compañeros para que digan que atendían desde el primer momento.

 

La Rioja: La ley del ojo por ojo. En La Rioja los trabajadores del transporte corrían el riesgo de ser despedidos debido al supuesto cambio de Convenio Colectivo como consecuencia de la municipalización del transporte. Lo peor es que las patronales y el gobierno se ponían de acuerdo para despedir trabajadores y reducir salarios. 

La represión no se hizo esperar. Cuando las familias trabajadoras salieron a reclamar por los salarios adeudados fueron recibidos por balas de goma, gases lacrimógenos y bomberos rociando agua. Un delegado perdió el ojo en la represión. Las mujeres fueron apresadas. Luego de esta salvajada, los trabajadores se movilizaron para pedir la renuncia de funcionarios y el pago de salarios. La victoria se logró aunque los golpes y el maltrato fue durísimo. Es importante que se mantenga la organización de los trabajadores para estar atentos a la maniobras de la patronal y el gobierno de La Rioja.

 

Bs. As.: crece el descontento y la situación social golpea a los trabajadores del transporte. Robos y asesinatos (Pablo Flores) son la punta del iceberg de un clima social que se percibe en todos los ámbitos del pueblo, pero que los trabajadores del transporte no quieren soportar más. A su vez cuerpos de delegados combativos y trabajadores de base se movilizaron en distintos puntos del país como Accesos a Gral Paz en Liniers, Puente Saavedra, para exigir mejores condiciones y un salario básico de $100.000, cabinas blindadas, Bono por trabajadores esenciales, paritarias a nivel nacional.

Formosa: Los trabajadores de Crucero del Sur reclaman salarios adeudados y falta de pago en los aportes previsionales para sus familias. Los trabajadores realizaron abstención de tareas y movilizaron a la empresa. Con la lucha se logró que se regularice la situación.

 

Corrientes: Cuerpos de delegados de la empresa ERSA movilizaron a la sede de UTA Corrientes para reclamar contra las paritarias injustas y por la recomposición salarial. Los trabajadores vienen de jornadas de lucha por salarios adeudados y despidos y persecuciones. Nuevamente hay que decir que se la lucha logró la reincorporación y el pago en su totalidad de los salarios.

 

La dignidad de luchar

 

Cada momento de lucha, cada espacio de organización es una inyección para que se retomen la confianza, la fuerza y la dignidad.

 

Este año complejo para todos las trabajadoras y los trabajadores nos tiene que dejar muchas lecciones de organización: No hay salida sin la participación colectiva.

 

Desde nuestro espacios seguiremos informando y difundiendo las experiencias de los trabajadores de distintos puntos del país. A no bajar los brazos.

Miércoles, 04 Noviembre 2020 12:49

SIN BOLETO (5ta y última parte)

Escrito por

 

SIN BOLETO





JORGE BENITO LUNA

 

 

MIS MEMORIAS EN EL GREMIO DEL

 

TRANSPORTE AUTOMOTOR DE PASAJEROS

 

1971  -  1990

 

 

 

Comienza la ardua  batalla por el reconocimiento de nuestra lista, la junta electoral elegida por el sindicato, primero nos impugnaron los candidatos, después los avales, los fiscales y por último se les fue la mano e impugnaron a todas las listas menos la oficialista Celeste y Blanca.

 

La Lista Verde gestionó una reunión con las otras listas impugnadas y acordamos realizar un “colectivazo” (de echo fue  un paro en Cap. Federal) en las puertas del Ministerio de Trabajo exigiendo que se oficialicen todas las listas, en esta acción hubo varios compañeros detenidos, pero al final el Ministerio de Trabajo reconoció a todas las listas y saco una resolución  para que participen todas.

 

Cuando la  apoderada de nuestra lista fue a presentar los avales una patota del sindicato que estaba en la puerta tocando el bombo y tomando bebidas alcohólicas agredieron a nuestra compañera quitándole los avales y rompiéndolos impunemente, pero los patoteros del sindicato se llevarían flor de chasco, por que nuestra compañera Liliana  trabajadora  de Subterráneos apoderada de la Lista Verde había previsto que esto podía ocurrir y llevaba un doble juego, los originales los llevaba escondidos entre sus ropas íntimas y lo que rompieron los borrachos era un juego de  fotocopias.

 

La patota se mantuvo permanentemente en la puerta del sindicato no dejando entrar a los apoderados de ninguna de las listas opositoras con el propósito de que venciera el plazo de presentación de listas, al quedar todos los apoderados afuera sin la posibilidad de ingresar optaron recurrir a la comisaría mas cercana la  7ª para hacer la denuncia de la situación, pero vaya sorpresa les dijeron que en ese momento no “tenían ningún patrullero disponible”, entonces  todos los apoderados concurrieron a la fiscalía y esta se comunico con el Departamento Central de Policía que mandaron un carro de asalto, lo metieron de culata en la puerta del sindicato y ahí rajaron como ratas  los patoteros y los apoderados pudieron entrar con los avales y listas cuando faltaban apenas diez minutos para el vencimiento del plazo.

 

La impugnación de casi todos nuestros fiscales fue realmente un gran problema, en la línea 26 directamente nos cambiaron la urna con los votos, esto lo denunció un disidente del oficialismo que mas adelante  lo desplazaron del sindicato, en las seccionales del interior del país ni siquiera llegaron las boletas de la Lista Verde lo cual denunciaron después los compañeros, acá en Capital Federal  y Gran Buenos Aires las patotas del sindicato recorrían las cabeceras de las líneas haciendo alarde y mostrando en sus cinturas las armas de fuego para amedrentar a todos los fiscales y trabajadores y, donde sabían que iban a perder mandaban “veedores volantes” para provocar algún incidente e impugnar la mesa, otra triquiñuela fue que en las empresas donde los trabajadores simpatizaban con la Verde habían hecho un “filtro” de los padrones que los nuestros no figuraban en el listado.

 

A pesar de todos estos inconvenientes la Lista Verde saco 2.500 votos equivalentes al 7% del padrón de todo el país y el 19% en  Capital Federal y Gran Buenos Aires.

En Rosario la Lista Verde ocupó el tercer lugar y en las elecciones de la seccional también estuvo en el tercer lugar después de la Gris y la Celeste y Blanca, casi empate técnico con la Celeste y Blanca y a muy pocos votos de la ganadora (la Gris), en esta elección la Verde duplicó la cantidad de votantes de las elecciones en  1983.

 

La Lista Verde fue identificada plenamente como la lista de la Izquierda  Combativa de los trabajadores de base del  gremio,  ningún jerarca sindical  integraba la Verde a diferencia de todas las otras listas, por eso para las elecciones de delegados de los trabajadores  en las empresas muchos compañeros  con orgullo se identificaban como simpatizantes de la Verde.

 

Después de las elecciones la Gris y la Blanca tuvieron casi el mismo proceso y, era lógico ya que las dos tenían las mismas características, a las dos las encabezaban los jerarcas sindicales,  a la Gris Estevez, secretario General de la Seccional Rosario y de la CGT local, la Blanca, Flores secretario General de la Seccional UTA  Mar del Plata y Diputado Nacional representante de las 62 Organizaciones Peronistas.

 

Cuando  se disipó  la polvareda de la contienda electoral y los jerarcas empezaron a sacarles  el oxígeno a sus punteros, estos empezaron a sacar a relucir su “disconformidad con la dirigencia” y amenazar con unir ambas listas desde sus segundas líneas y, sacudir la modorra a la Comisión Directiva Nacional, pero el oficialismo  que tiene mucha experiencia y conoce muy bien las debilidades de estos compañeros y tiene bien claro cual es la receta para cuando les agarra el  “ataque de combativos  a estos muchachos”,  incorporó como adscriptos a varios referentes de ambas listas en  las delegaciones de los regionales, por ejemplo a Ramallo delegado de la Independencia en la delegación Zona Norte que fue candidato a secretario adjunto en la Lista Blanca de Flores, enseguida perdió las elecciones de delegado en la Empresa  independencia,  le ganó un compañero  simpatizante de la Lista Verde.

La Lista Gris incorporo a uno de sus referentes delegado de la empresa Cañuelas línea 51 en la delegación  Zona Sur.

 

La Lista Azul y Amarilla, que no participó en las elecciones de 1987, por que había “arreglado” con la Celeste y Blanca antes de las elecciones dejando un tendal de “doloridos”, el sector que se identificaba  con  Augusto y Semillita se abrió de ese acuerdo hecho por los dirigentes de la Azul y Amarilla  y  sacaron  un documento en el que los acusaban de “traidores” y,  colaboraron con nosotros aportando algunos fiscales para  la Lista Verde, no era para menos, la lista Azul y Amarilla había juntado avales y tenía la lista completa, cuando llego al acuerdo con la Celeste y Blanca que le prometió 30 puestos en el sindicato, a último momento retiró la lista, después de las elecciones de los 30 puestos les dieron 15, el mas importante fue el de Obra Social lugar que ocupó Miotto,   delegado de la Internacional y hubo varios en la secretaría gremial, Alonso de la 106, y otros.

 

Nosotros después de las elecciones de 1987, seguimos trabajando con la Agrupación, firmando nuestros volantes como integrantes de la Lista Verde Nacional y, ya ha corrido mucho agua bajo el puente, el panorama se ha ido aclarando, se va viendo en que lugar esta parado cada quien, las agrupaciones van definiendo sus perfil,  las agrupaciones participantes de la Verde ayudan al surgimiento de nuevos delegados de los trabajadores en las empresas,  se dictan cursos político-sindicales con orientación Clasista,  participamos tratando de  garantizar el triunfo de todas las medidas de lucha que van surgiendo en defensa de los trabajadores del gremio, contra los despidos, por condiciones de trabajo, por aumentos de salarios.

 

En la Línea 2 Transportes 22 de septiembre participamos en todas las medidas de fuerza dispuestas por el sindicato, pero también en muchas medidas de fuerza por cuestiones internas, como el histórico paro donde volteamos por primera vez en nuestro gremio  el artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo  el 15 de Septiembre de 1987  Expediente 823.287/87 y 23.288/87. Los  mas firmes, los que le pusieron el pecho  a  esta lucha son los aguerridos compañeros de la 2, Henrys Maceda García, Jorge Suarez, Rubén Di Marco, Juan C Arias, Oscar Montes de Oca, Muñoz Villagra, Graff,  Ibalos, Zalewky, Heredia, Galán, Dobías, Cristelli, Romero y otros que no recuerdo los nombres.



Fuimos impulsores y organizadores  de la Coordinadora Interlineas en el año 1989, tomando la experiencia de la anterior, la 5 de Abril de los años 70, esta forma de organización, La Coordinadora Interlineas, fue una herramienta muy importante para unir en  la lucha por objetivos comunes a  la diversidad de matices político-sindicales de las agrupaciones y, también  delegados y activistas independientes existentes en nuestro gremio, todo se resolvía en asambleas, esto permitía avanzar con la decisión de los trabajadores en su conjunto, sin hegemonías partidarias ni de sector, los partidos estaban, nadie  negaba  su identidad, solidaridad y su historia, pero las decisiones de cómo resolver los problemas de los trabajadores lo tomaban siempre los trabajadores. 

 

En Liniers debo mencionar el valioso  apoyo de la dirección   del barrio del Partido Comunista, a Goyo y su familia, a Mercedes, al Vasquito Juan Carlos  Iturrioz y todos/as  las compañeras del PC. A Patricio Echegaray  y al compañero Diputado Lisandro Viale que estuvieron presentes haciendo  el aguante y colaborando solidariamente  en la puerta de la empresa Línea 2  en Lomas del Mirador Provincia de Buenos Aires en la lucha por mi reincorporación al trabajo.

 

La Coordinadora Interlineas,  realizó el primer paro nacional del transporte automotor de pasajeros  al gobierno de Carlos  Menem, lo hicimos sin la autorización del sindicato, esto no surgió de un día para el otro, fue un trabajo de mucho tiempo, de reunir compañeros, de realizar  cursos sindicales, de acompañar y solidarizarnos con todos los compañeros en las luchas, haber mantenido siempre los vínculos y contactos con los compañeros de las provincias todos   los que participaron en las elecciones Nacionales, los que trabajaron para  la Lista Verde, por eso se logó parar todo el país el 6-11-89.

 

El   como y de que manera se desarrolló la gran  huelga y Rebelión de los Choferes está escrita y comentada  en un modesto  folleto que escribí con el nombre de “UN GRAN PARO DESDE LA BASE” y lleva fecha del mes de diciembre de 1989.

 

Los conductores de Omnibus-Micro-Omnibus o Colectivos, a los que el común de la gente nos conoce como colectiveros, somos en esencia un poco anárquicos, nuestro trabajo al conducir solos el colectivo, principalmente el de corta distancia, es un trabajo individual y altamente estresante por naturaleza, las múltiples y simultaneas  tareas que realizamos tienden a dispersarnos  los sentidos en varias cosas al mismo tiempo, el objetivo principal es llegar a la cabecera sin ningún percance que nos complique aún mas nuestra difícil tarea diaria.

 

 Muchas veces recibimos críticas de que no somos amables con la gente, tal vez es difícil entender que en una oficina un trabajador sentado en una silla puede ser amable, puede seguir correctamente el hilo de una conversación y hasta  se puede distraer y se le cae una lapicera o hace mal un texto, en el colectivo se distrae un segundo y puede matar a una persona,  por eso nuestra concentración en el trabajo es una lucha permanente, lo nuestro  es desgastante por donde  se lo mire, a los colectiveros nos cuesta mucho leer y escribir por que nuestro cerebro esta acostumbrado a una visión panorámica de las cosas.

 

En las elecciones Nacionales de UTA que se realizaron en diciembre del 90, solo se reconoció a la Celeste y Blanca del oficialismo, ninguna otra lista pudo presentarse debido a lo proscriptivo del Nuevo Estatuto que les aprobó el Ministro de Trabajo Jorge Triaca  con el número de expediente 203.785/90., mediante resolución 603 del Ministerio de Trabajo y la Seguridad Social.

 

Acá se ve claramente lo que nuestros antecesores le llamaban la “Santísima Trinidad”, el Estado, los Patrones y la Burocracia sindical, la izquierda y otros sectores combativos  presentamos  la lista marrón, pero nos rechazaron  la lista por que faltaba  completar un par de seccionales, todavía conservo en mi poder la constancia de haberme presentado como candidato a Pro-Tesorero por la Lista Marrón firmada por el presidente de la Junta Electoral, Carlos Heredia con fecha 4 de octubre de 1990.

 

Nosotros  impugnamos el estatuto con la firma de nuestro compañero Vicente M. Gonzalez, delegado de los trabajadores de la Empresa Roca,  rechazando  la  validez del estatuto,  mencionando la incompatibilidad con la Ley de Asociaciones Sindicales 23.551 los artículos: 95,107, 109, 112, y124, pero también dan lugar para la tramoya los art. 27 y 123 por que manejan los agrupamientos de líneas para elegir congresales de la manera que mejor le conviene al oficialismo.

 

 El gobierno de Menem  llevo adelante una política de desguace y privatización de casi todas las empresas del Estado dejando en el camino a  miles y miles de trabajadores  desocupados, la desocupación genero una presión desmedida sobre toda la clase trabajadora del país, el que se quedaba sin trabajo no lo conseguía más, esto se combinó con el despido “selectivo” de los activistas sindicales en casi todos los gremios. 

 

Los que encabezamos el paro del 6 de noviembre fuimos perseguidos por la “Santísima Trinidad” hasta lograr la cesantía de casi todos, también hay que decir que  hubo heroicas resistencia a los despidos, en  algunos lugares llegaron hasta los 3 meses y mas.

 

Después de los despidos muy pocos logramos volver a trabajar de nuevo en el gremio del transporte, muchos compañeros tardaron años en poder volver a la actividad y otros no pudieron volver mas, hubo casos muy tristes como  el suicidio del querido compañero Carlos Cristin el que fue delegado de la línea 21  nos conmovió a todos, una pérdida irreparable, un gran compañero.

 

Pero también la década del 90  trajo nuevas  experiencias de organización de los trabajadores, ocupados y desocupados,  el surgimiento de la CTA y más adelante la Unión de Conductores de la República Argentina UCRA, el Sindicato de Conductores de la República Argentina SICORA y el Sindicato del Subte, la lucha de estas organizaciones en las calles y en la parte jurídica le dio otras posibilidades en la defensa a  los trabajadores.

 

Creo haberles transmitido una parte, desde lo que me toco vivir a mi y, seguramente quedó y queda mucho por contar, quizás haya, seguro que habrá,  otros compañeros que también cuenten su parte y así,  la historia será más completa con el testimonio de muchos, también estoy seguro de que  los mas jóvenes continuaran rescatando la historia de las luchas de esos tiempos, de   nuestro gremio, los del Transporte Automotor de Pasajeros, a los que la gente llama simplemente Colectiveros.

 

Jorge Benito Luna   28-11-2016

 

Página 1 de 4