La Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo desestimó la apelación interpuesta por la empresa Alexander Fleming SA y ordenó la reinstalación de una empleada despedida por contagiarse de Covid-19. La sentencia quedó firme y la trabajadora recuperará su puesto de trabajo.

 

Karin Romero Llamoca fue diagnosticada con Covid-19 el 4 de junio pasado, notificó a sus jefes y a contactos estrechos, y pasó 1 mes internada recuperándose de la enfermedad.

Cuando se acercaba la fecha para reincorporarse, el delegado general de ATSA en la empresa Alexander Fleming S.A de nombre David se comunicó con ella para acusarla por el contagio y le avisó que no la iba a defender. Karin negó todo pero sin más la sacó del grupo de Whatsapp laboral.

Cuando quiso reincorporarse, tras ser dada de alta, desde la empresa le negaron el ingreso sin explicaciones.

En septiembre del año pasado, la defensa de Karin, a cargo del abogado Federico Silguero del Estudio Recalde, presentó un recurso de amparo pidiendo regresar a la situación previa al conflicto.

El Juzgado Nacional de 1° instancia del Trabajo N° 5 decidió dar lugar a esta medida cautelar y obligó a la empresa a reincorporarla en las mismas condiciones en las que estaba contratada dentro de las 48 horas de quedar notificado, hasta tanto se investigue el trasfondo del despido.

En caso de incumplimiento, la multa sería de 3.000 pesos diarios. 

Desde entonces, con esa resolución, la empresa Alexander Fleming SA paga la mencionada suma de multa por día en su intento por esquivar la reinstalación que le indicó la justicia laboral en primer lugar.

Ahora, con el fallo de la Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, La sentencia queda firme y la trabajadora recuperará su puesto de trabajo

Publicado en NOTICIAS