Miércoles, 09 Diciembre 2020 13:12

NUNCA ES TARDE

Aunque sea tarde

 

Hacer un seguimiento exhaustivo de lo que sucede en el mundo del transporte público de pasajeros es complejo y a su vez con múltiples ejes a tener en cuenta. Es por eso que acotamos el análisis y hacemos un intento de elaboración de información que nos permita construir una idea aproximada desde la mirada de los trabajadores, que es, al fin de cuentas, desde donde nos paramos y observamos la realidad cotidiana. Puede haber matices y diferencias entre trabajadores, pero lo que no se puede negar es la sensación de abandono y una terrible ausencia de una alternativa genuina desde la clase obrera que nos saque de esta situación de miseria en todo el país. Nos quedan más interrogantes que certezas ¿cómo empezar ese camino de construcción de un nuevo sindicalismo que muchas veces es agotador y difícil? ¿Qué cuestiones debemos saber sobre nuestros derechos y sobre el CCT? ¿Qué leyes nos amparan? ¿cómo no exponerse uno y no exponer a otros en este intento de organización ante la persecución sindical, la masividad en las redes sociales y el desempleo? ¿cómo no caer en los engaños y el soborno de las patronales? ¿qué importancia tiene ligarse con otros trabajadores de otros rubros con las mismas inquietudes y necesidades? Algunos esfuerzos se vienen realizando por efecto reflejo dado que “nos llevan a situaciones extremas”, a enfrentarnos con el hambre de nuestras familias y las deudas que no perdonan. Es decir, se desarrollan acciones defensivas y de resistencia con distintos grados de organización por “el golpe de ariete” que los empresarios provocan en nuestras vidas. En algún momento los cambios se dan y aunque la manija la tienen los mismos(los garcas y los entregadores), el movimiento, el debate, la organización, la solidaridad se manifiestan como el principio de otra salida, la de los trabajadores. Aunque sea tarde, aunque nos maten, nos asesinan una y otra vez con el olvido y la traición. Aunque sea tarde, la organización de los trabajadores siempre es justa y necesaria.

 

Octubre Negro

 

El pasado octubre nuevamente la UTA hizo muestra de cómo se destruyen las condiciones de vida de los trabajadores. De cómo se hace escuela de un sindicalismo anti obrero y parásito. De estos ejemplos en la UTA sobran, y son una de las formas en que se expresa la opresión sobre el lomo de los trabajadores. Si había expectativas de “humanidad” “solidaridad”  “cuidado” “salud” en contexto de Pandemia les decimos que con solo escuchar ejemplos de los maltratos, patoterismo y abandono en la obra social de este sindicato, se esfuma toda idea de “bondad humana”. Octubre fue para los trabajadores del transporte un mes donde la exposición al Covid 19 estaba a flor de piel (y aún lo está), donde los contagios se daban en forma exponencial y el abandono, los asesinatos al volante (Pablo Flores) y los despidos fueron la noticia para llenar los programas televisivos y la prensa amarillista, pero no para pensar cómo resolver de raíz los problemas estructurales.

Con algunos compañeros compartimos la sensación de impotencia y de que cada año, cada mes, cada día, cada minuto, estamos hablando de lo mismo. Es decir, de los mismos problemas, de las mismas injusticias pero sin poder desatar este ovillo de opresión, de muerte, de represión y de ganancia empresarial. 

 

¡Dejate de joder!¿Paritarias?: Ni las migas de la torta

 

La paritaria que arregló UTA en Octubre para la región del AMBA fue una miseria nuevamente. Sin eufemismos: Una entrega “de aca a la China”. Un 30% teniendo como parámetro el básico percibido en diciembre de 2019 (conformado de $48.501) dejando de lado la cláusula gatillo del año pasado faltando los aumentos de enero, febrero marzo, con lo cual Roberto Fernández y compañía hicieron la vista gorda (otra vez) de la pérdida del poder adquisitivo. El acuerdo paritario sumó chirolas:  $20.000 no remunerativos equivalentes a 2 IFE, relegando al interior del país de beneficios remunerativos. Las cámaras empresariales acordaron con ofrecer “la miseria” pero objetaron que la garantía de cumplimiento depende de los subsidios que el Ministerio de Transporte haga llegar a las arcas empresariales. Es decir, lo pagan si les da la gana. Con esta maniobra se refuerza el acuerdo y la alianza  Estado - Empresas - Conducción de UTA contra los trabajadores del transporte, los que realmente son esenciales para seguir explotando y desechables cuando están achacados o molestan demasiado. Pero el salario con el descuento total no llega a los $50.000 y ni que hablar en el Interior. Si comparamos con la Canasta Básica Total (CBT) de Noviembre los trabajadores del transporte están por debajo de la Línea de la Pobreza (LP) nuevamente. La CBT para una familia promedio compuesto por un varón y una mujer, ambos de 30 años, y tres hijos de 5, 3 y 1 año es de $52.496, según datos del INDEC.

 

Como contrapartida el SISTAU de AMBA, que es unos de los subsidios otorgados a empresas por parte de Estado, fue en octubre de $37.676.689,27 y del Régimen de compensación complementario (RCC) fue $8.912.975.859,32. En Noviembre el SISTAU de AMBA pegó un salto importante cubriendo a la totalidad de las empresas con sabrosos ingresos de 

$2.526.476.761,68 amén de la facturación por provincia en el pasaje de los usuarios. Es decir de esta fiesta empresarial las pagan los trabajadores pero la miran desde afuera, mientras el resto acrecentan sus negocios y ganancias. 



Que no nos coman los piojos... y los empresarios

 

Un elemento a destacar es el movimiento(aún en maduración) de las bases del trabajadores del transporte del interior del país contra las condiciones de trabajo, salarios adeudados y lo despidos indiscriminados por parte de empresas monopólicas como ERSA, Crucero del Norte/ Sur, Autobuses, SAETA, Unión Bus, en urbano. Pero también se da este movimiento de reclamos desde principio de año, en las empresas de Larga Distancia como Plusmar, El Condor, Via Bariloche, Expreso Singer, entre otras. A este movimiento con distintas oleadas hay que destacar que no sólo es contra las empresas sino contra las conducciones seccionales de UTA y los “delegarcas” en cada empresa. En algunas situaciones son los mismos delegados de UTA que encabezan estos reclamos, con lo cual muestra que a la larga, la miseria se derrama por todos lados. Se le suma un ingrediente más activo en la calle: Las fuerzas represivas de los gobiernos de turno.  Hagamos un pasaje por algunas de las provincias del interior:

 

Santiago del Estero: Persecución sindical a trabajadores que se movilizaron a la seccional de UTA por salarios adeudados y despidos. La respuesta fue el encarcelamiento de compañeros luchadores para que no puedan estar presentes en las jornadas de lucha. Otra acción por parte de las empresas fueron los despidos a trabajadores honestos. Como contrapartida luego de reclamos por redes sociales, la hija de un trabajador del transporte necesitaba que la UTA se haga cargo de una operación importante, de la cual se había negado. Queremos informar que efectivamente se logró que la la obra social se haga cargo.

 

Jujuy: Luego de la represión, los trabajadores de Unión Bus son sometidos a sobreexplotación por parte de la patronal. Dicen que no reciben subsidios del Estado, es por esto que no le pagan los días feriados. Los trabajadores siguen en pie de lucha y reclamando lo que les corresponde desde hace semanas.

 

Salta: Reiteradas movilizaciones para exigir a la conducción sindical paritarias acorde a las necesidades de los trabajadores. Hay enojo en las bases y la organización y el debate comienza a tomar fuerza. Cómo cuestión no menor, la obra social dejó de atender a sus afiliados, sobre todo cuando más era necesario dado que existieron casos positivos de Covid 19 y los trabajadores debieron denunciar en algunos medios no oficialistas tal situación. Con las denuncias desde las bases se pudo lograr que la UTA atendiera a trabajadores infectados. Luego la conducción del sindicato presionaba a los compañeros para que digan que atendían desde el primer momento.

 

La Rioja: La ley del ojo por ojo. En La Rioja los trabajadores del transporte corrían el riesgo de ser despedidos debido al supuesto cambio de Convenio Colectivo como consecuencia de la municipalización del transporte. Lo peor es que las patronales y el gobierno se ponían de acuerdo para despedir trabajadores y reducir salarios. 

La represión no se hizo esperar. Cuando las familias trabajadoras salieron a reclamar por los salarios adeudados fueron recibidos por balas de goma, gases lacrimógenos y bomberos rociando agua. Un delegado perdió el ojo en la represión. Las mujeres fueron apresadas. Luego de esta salvajada, los trabajadores se movilizaron para pedir la renuncia de funcionarios y el pago de salarios. La victoria se logró aunque los golpes y el maltrato fue durísimo. Es importante que se mantenga la organización de los trabajadores para estar atentos a la maniobras de la patronal y el gobierno de La Rioja.

 

Bs. As.: crece el descontento y la situación social golpea a los trabajadores del transporte. Robos y asesinatos (Pablo Flores) son la punta del iceberg de un clima social que se percibe en todos los ámbitos del pueblo, pero que los trabajadores del transporte no quieren soportar más. A su vez cuerpos de delegados combativos y trabajadores de base se movilizaron en distintos puntos del país como Accesos a Gral Paz en Liniers, Puente Saavedra, para exigir mejores condiciones y un salario básico de $100.000, cabinas blindadas, Bono por trabajadores esenciales, paritarias a nivel nacional.

Formosa: Los trabajadores de Crucero del Sur reclaman salarios adeudados y falta de pago en los aportes previsionales para sus familias. Los trabajadores realizaron abstención de tareas y movilizaron a la empresa. Con la lucha se logró que se regularice la situación.

 

Corrientes: Cuerpos de delegados de la empresa ERSA movilizaron a la sede de UTA Corrientes para reclamar contra las paritarias injustas y por la recomposición salarial. Los trabajadores vienen de jornadas de lucha por salarios adeudados y despidos y persecuciones. Nuevamente hay que decir que se la lucha logró la reincorporación y el pago en su totalidad de los salarios.

 

La dignidad de luchar

 

Cada momento de lucha, cada espacio de organización es una inyección para que se retomen la confianza, la fuerza y la dignidad.

 

Este año complejo para todos las trabajadoras y los trabajadores nos tiene que dejar muchas lecciones de organización: No hay salida sin la participación colectiva.

 

Desde nuestro espacios seguiremos informando y difundiendo las experiencias de los trabajadores de distintos puntos del país. A no bajar los brazos.

Publicado en NOTICIAS