La dos caras del ajuste y la persuasión que ofrece Antonio Caló.

 

El debate impuesto por el presidente de la UIA, Funes de Rioja, alrededor del no pago de los salarios al personal que no quiere vacunarse, es una trampa para abrir las puertas a la posibilidad de despido de los trabajadores con enfermedades pre existentes.

En respuesta al pedido empresario, el dirigente metalúrgico, Antonio Caló, después de definir como “una barrabasada jurídica”, adelantó que lo que hay que hacer es: “persuadir a los trabajadores”. “No hay ninguna ley que obligue a los trabajadores que no le van a pagar el sueldo por no vacunarse” argumenta, y recuerda la participación del sindicalismo para resolver los embretes por la pandemia de las patronales : “Creo que los dirigentes gremiales, los dirigentes sindicalistas, cuando vino la pandemia nos pusimos de acuerdo y firmamos una suspensión”, acuerdo que significó una quita importantísima para gran número de compañeros/as que cobraron en sumas no remunerativas el 82 % del sueldo, en muchas empresas sin contabilizar premios y adicionales lo que representó una caída mayor; lo que devino en grandes alivios para las patronales que además cobraron los ATPs.

Si bien puede entenderse como una amenaza el reproche sindical al jefe de la UIA, cuando el líder metalúrgico afirma: “Si tienen algún conflicto gremial por algún compañero que no se vacuna, será responsabilidad de los empresarios”, también adelanta la solución, “que  el empresario trate de hablar con los representantes gremiales para que se haga una persuasión para esos compañeros”, es decir que lo que no se pueda bajo el manto legal, ofrece el manto gremial que muy posiblemente sea la misma solución que brindó al principio cuando acordó las suspensiones (en caso de que el compañero no se “persuada”). Pero además aclara que “A trabajar tienen que ir todos… Ya está todo en condiciones de ir a trabajar. Yo creo que ya todo el mundo tiene que ir a trabajar. La cuarentena se terminó. La gente necesita producir, el país necesita producir”

Lo que no dice Antonio Caló.

En primer lugar, es mentira que no haya legislación como sostiene los industriales de la UIA. Existe y protege al trabajador con enfermedades pre existentes frente a un virus letal. Por otro lado, aquellos trabajadores de grupo de riesgo pueden ser convocados a trabajar después de 14 días de recibir la primer dosis de la vacuna. Los que siguen dispensados son los compañeros con enfermedades inmunodeficientes.

También es mentira que cualquier trabajador (como tramposamente infiere la UIA, que habla del trabajador en general sin aclarar que se refiere a los que tienen enfermedades pre existentes) no este trabajando por no estar vacunado. Desde el primer día de la pandemia millones de trabajadores considerados esenciales han estado expuestos al pie de la producción o en el viaje al trabajo, solo hablando de la industria. Sin nombrar trabajadores de la salud o servicios como los choferes del transporte público. En el gremio metalúrgico, salvo las dos primeras semanas, fueron miles los compañeros y compañeras que asistieron a sus trabajos, todos sin vacunarse. Recién ahora hay compañeros vacunados,  pero la mayoría sigue esperando su turno asistiendo al trabajo y sin objeción de las patronales por el peligro de contagiar a sus compañeros, tal como argumentan ahora. Lo que las patronales quieren, con el jefe de la UIA a la cabeza, es tener las herramientas jurídicas para poder echar a los y las compañeros/as con enfermedades pre existentes.

En todo caso, lo que está en discusión es la obligación de ir a trabajar o no de la persona que no quiere vacunarse y sea del grupo de riesgo, hoy dispensada por decreto. Este es el eje del reclamo industrial. No quieren pagar los sueldos a las personas dispensadas. No les importa si un compañero se vacune o no mientras cumpla con la asistencia al trabajo, sino fijémonos lo que pasa ahora en las fábricas y talleres ¿Cuántos compañeros todavía no se vacunaron y van a trabajar todos los días, sin embargo el empresario no dice ni mú?

La demanda de la UIA para aplicar “sanciones” o no pagar sueldos a los compañeros, lo mismo que el ofrecimiento del sindicalismo para “persuadir” son dos caras de la misma moneda y se llama precarización laboral, ajuste a costa de nuestras vidas. El único remedio frente a este nuevo ataque es la organización independiente de los y las trabajadorxs, organización desde abajo, desde las bases. Uniendo a los y las compañerxs que queramos recuperar nuestras formas de organización para defendernos de los ataques y avanzar en la conquista de derechos. En nuestras manos está la fuerza.

 

Publicado en NOTICIAS

 

En el mes de Abril Armando Cavalieri firmaba con la CAC, CAME, UDECA y otras entidades el convenio 515/2020 que le reduce un 25% los haberes a los trabajadores del sector que estàn licenciados por la cuarentena, asì es que el Secretario del gremio mas grande de argentina, le reducìa el salario en plena pandemia a sus afiliados. El llamado "compromiso" contemplaba el pago del 75% por ciento del salario neto del personal sin tareas durante la pandemia, asi comercio se convirtiò en uno de los primeros en aplicar el esquema de licenciamientos acordado  entre UIA y la CGT, con el aval del Gobierno.

 

¿QUE IMPLICA PARA LOS TRABAJADORES DICHA REDUCCIÒN EN MEDIO DE UNA PANDEMIA?

 

La precariedad previa a esta situaciòn sanitaria, que lleva latente desde la anterior crisis nacida durante el gobierno de Mauricio Macri, ha llevado a la familias mercantiles a no poder soportar la enfermedad COVID-19, La pandemia no solo se ha llevado familiares, amigos, compañeros de trabajo sino que ha dejado la incertidumbre sobre los puestos de trabajo de 2.000.000 de afiliados y el alimento de sus familias.

Las Jornadas de trabajo de los mercantiles varìan, segùn las empresas, pero son Jornadas que van desde las  72 Hs; 96 Hs; 120 Hs y 200 Hs mensuales, lo que implica que los trabajadores tengan sueldos por debajo del salario vital y Mobil, esto no ha sido un empedimiento para Armando Cavalieri a la hora de llevar a las familias mercantiles a el hambre. ¿Puede un hombre considerarse Dirigente Sindical teniendo trabajadores por debajo del salario Vital y Mobil? ¿puede un dirigente sindical permanecer en la conducciòn de un gremio despuès de haber sacado el alimento de la mesa de sus afiliados, cuando este acuerdo no era necesario? debemos recordar que las empresas cuentan ademas con los subsidios aportados por el estado para pagar los sueldos mediante un salario complementario del 50%, por ejemplo en los casos que la firma reciba el salario complementario de entre 16.875 y 33.750 pesos, asì de un sueldo neto de 40 mil pesos, la empresa pagara 10 mil pesos. pero este calculo es mucho mas cruel, aquellos trabajadores alcansados por el acuerdo 515/2020 ven disminuidos su salario entre $3.500 y $10.000 dejando a muchas familias sin comida, sin poder cubrir los gastos de alquiler, incluso sin medicacion.

 

LAS CLAVES PARA PODER RECLAMAR LA DEVOLUCIÒN DEL 25% DEL SALARIO

FALLO SERRANO C/CENCOSUD

 

DNU 297/2020 y Resolucion del MTESS 207/2020 establecen el pago integro del sueldo en las licencias consideradas riesgosas frente a la pandemia COVID-19, estas  son la licencias por ser personas consideradas de riesgos de la salud y la licencias por progenitor a cargo de menor.

Debemos recordar ademas, que el acuerdo firmado por La Federaciòn Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) y la Càmara Argentina de Comercio (CAC), La Confederaciòn Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y La Uniòn de Entidades Comerciales de Argentina (UDECA) es lo llamado acuerdo marco, osea los trabajadores debemos prestar conformidad para que dicho descuento sea efectivo, sin la conformidad de los trabajadores el descuento del 25% sobre el salario es incontitucional, no pudiendo ser aplicable el Art.-223 Bis de la LCT .

 

FALLO SERRANO C/CENCOSUD JUZGADO NACIONAL DE PRIMERA INSTANCIA DEL TRABAJO Nº 54

 

El pasado 17 de Julio, Su Señoria Andrea E. Garcia Vior, Juez Subrogante RESOLVIA: 1) Hacer lugar a la medida Cautelar solicitada con nuevo abono y ordenar a CENCOSUD S.A. que se abstenga de aplicar a la Sra. EVA GABRIELA SERRANO la disposiciones emergentes de los acuerdos homologados por resoluciones MTEySS 397/2020 Y 515/2020 y asì mismo le liquide dentro del quinto dìa de notificada la presente, las diferencias correspondientes a los meses durante los cuales procediera a liquidarle a la reclamante importes inferiores a los salarios devengados, todo bajo apersibimiento de aplicar astreintes en caso de incumplimiento.

¿Porque los dirigentes de comercio le hacen estos favores a las empresas y son complices guardando silencio, al no gritar con bronca que nos llevan al hambre? ¿Porque las listas opositoras guardan silencio? ¿Porque para una agrupaciòn que nace en marzo 2020 antes de comenzar la pandemia, como lo es La Fortaleza Mercantil, le es posible llevar a juicio y ganar estas medidas cautelares? la respuesta es simple, todavia quedan compañeros que luchan todos los dias por hacer que el mundo sea un poco mas justo, todavia quedan soñadores, todavia podemos cambiar la historia del sindicalismo, no veo ni he visto que ninguno de los "famosos opositores" se presenten frente a la justicia y le digan BASTA! a una patronal y una dirigencia corrupta.

Nos dirigimos al trabajo con fe de no ser contraer la enfermedad, tenemos miedo de contagiar a nuestras familias, sabemos que la obra social enfrenta el vaciamiento a la cual la ha llevado la dirigencia para poder privatizar la misma, no sabemos si contamos con respiradores o que pasara con nuestra vida, tenemos mucho miedo, muchos de los nuestros no han tomado las licencias, que son de caràcter obligatorias , por miedo a ser despedidos.  Ningùn trabajador puede considerar despuès de lo expuesto que Armando Cavalieri debe permanecer al frente de la conducciòn de los trabajadores de comercio, Ninguno de ellos puede representarnos, hemos visto como RAMÒN MUERZA, candidato opositor en las ultimas elecciones, defiende los intereses econòmicos de ALFREDO COTO antes que nuestra vida, lo hemos visto mas CEO  que nunca, no solo luchamos contra la pandemia, no solo luchamos contra la patronal, debemos tambièn luchar contra una dirigencia que se olvida de nosotros. debemos ser fieles a nuestra clase, que no es otra que la clase trabajadora, lo ùnico que nos cobija es el amor profundo que tenemos por nuestros compañeros, no tenemos poder polìtico, y mucho menos econòmico pero lo que si tenemos es nuestro voto, que debe hacerse sentir en las pròximas elecciones, no queremos mas una conducciòn còmplice del mayor genocidio de la historia.

 

!LOS TRABAJADORES DE COMERCIO SOMOS ESENCIALES, LO QUE NUNCA FUIMOS ES RECONOCIDOS! 

 

Publicado en NOTICIAS