Viernes, 04 Enero 2019 16:07

UTA: Columna vertebral de los empresarios

En una nota anterior  titulada  "Situación del transporte: la bronca que se quiere organizar" describimos cómo se fue gestando el avance de la patronal a fines de 2018 como respuesta a las necesidades de los empresarios del transporte pero también a la bronca que surgía desde los choferes de todo el país.

 

Comenzando los primeros días del 2019 podemos decir que el empresariado en complicidad con el gobierno y la conducción de UTA intentan doblegar a chofer de corta media y larga distancia con salarios de miseria, persecución sindical y tarifazos que paga el conjunto de la clase obrera argentina.

 

Mucho ruido pocas nueces


Queriendo hacer como si no pasara nada, la actual conducción de la UTA llevó adelante elecciones fraudulentas el mes de octubre proscribiendo a las listas de oposición a nivel nacional a pesar del amparo legal que se presentó ante la justicia.

Naturalmente, es esperable que emerjan los arribistas y oportunistas de siempre, disfrazados como supuesta oposición para hacer un “pase de mano” y “cambiar un nombre para que no cambie nada”. Es la historia de la burocracia sindical en Argentina, no importa rama o rubro.

En lo que respecta a  UTA podemos mencionar como ejemplo el caso de Miguel Bustinduy. Este fue partícipe, junto con Fernández, de la actual situación paupérrima del transporte en el país. Hoy Secretario de asuntos gremiales de la UTA, Bustinduy se esmera en vaciar la actual Obra Social y a pasar de forma intempestiva a los trabajadores a la obra social de los trabajadores del vidrio. Estos parásitos embestidos de representantes de trabajadores, no dudan en robar, estafar y hasta incluso mandar a golpear y perseguir  a los delegados honestos.


La pregunta que surge es ¿por qué Bustinduy se postula como opositor a Fernández y logra cierta convocatoria de choferes de Buenos Aires y otros puntos del país? ¿Hasta qué punto tuvo influencia DOTA en un contexto donde hay una bronca genuina de los choferes? ¿qué listas de oposición fueron silenciadas y no convocadas a esta movilización en la avenida  9 de Julio?
Este movimiento contra Fernández hay que verlo en contexto y entender que se es parte de la disputa  de un sector empresarial por el mercado del transporte de pasajeros y no para favorecer al conjunto de la familia trabajadora del transporte.

Veamos un poco más detallada la situación.



Disputa empresarial dentro de UTA

 

Expliquemos claramente cuál es esta interna empresarial. Por un lado El gobierno de Macri y sus funcionarios como el ministro de transporte Dietrich apoyan a Roberto Fernández y los intereses de Mercedes Benz, multinacional encargada de la carrocería de La Nueva Metropol que lideran los hermanos Zbikoski. Del otro lado está el grupo DOTA de la familia Faija, la cual se asocia con la carrocera Agrale de capitales brasileros con fuertes intereses de no correrse ni un milímetro del mercado del transporte que han acaparado durante el gobierno kirchnerista. Bustinduy efectivamente representa dentro del sindicato a los Interese de esta última fracción que aprovecha la situación crítica del gobierno de Cambiemos para avanzar en el recambio ordenado de la burocracia y aislar al activismo que fue surgiendo desde la base en las jornadas del 2017 y principios del 2018. La movilización convocada en obelisco tenía como objetivo una demostración de fuerza contra Fernández y seguir rompiendo cierta organicidad.

Fernández no se quedó atrás y como siempre hizo que confrontaba al gobierno apoyando a los empresarios para que no se toquen los subsidios millonarios. Los paros en algunas provincias (Córdoba, Tucumán, Neuquén) contra  impuestos a las ganancias sumado al reclamo de subsidios al transporte fue gestando el apoyo de trabajadores y empresarios. De esta forma se explica el paro anunciado por la CATT y el respaldo de un sector de peso en la CGT (Schmidt) que se cristalizó en  asambleas por las primeras horas de la mañana en las distintas líneas para menguar la bronca de los chóferes. Fernández de esta forma hizo mérito en encolumnar a ciertos trabajadores del transporte  acordando con el Ministerio de Producción y Trabajo un miserable “aumento” acumulado del 37% ($33.000) demostrándole a los empresarios (FATAP, AAETA) que es su fiel servidor  y garante para que se mantengan por un lado los subsidios en el transporte y  por otro pulverizando los salarios de los choferes,  dejándolos por debajo del 47% de inflación confirmada por el gobierno.

 

Tarifazo en el transporte (y van…)

 

Es de público conocimiento cómo las ratas llamadas empresarios salieron a llorar por distintos medios que están en una supuesta quiebra alegando  “que no pueden hacerse cargo de los puestos de trabajo sin subsidios”. Hemos analizado el discurso de presión sobre los distintos funcionarios políticos para que se hagan cargo exclusivamente de los subsidios. No tiene desperdicio el cinismo y las mentiras que derraman en estas citas que hemos reproducido en la nota anterior.

“Las empresas ya están pegando el grito en el cielo como si fuesen las más perjudicadas en el plan económico del gobierno. Si nos “les cierran los números” no les temblaría el pulso para despedir trabajadores. La Cámara del Transporte de Concordia dice los siguiente en un comunicado presionando al Sindicato y Funcionarios:

“4- FUENTES DE TRABAJO. Con la pérdida de pasajeros transportados vemos preocupados que de continuar esta tendencia deberemos reducir servicios con la correspondiente reducción de personal y si a eso le sumamos la reducción de ingresos por quita de subsidios la situación sería aún más grave con reducciones de servicios y personal más importantes. Un boleto alrededor de $ 40,00 provocaría una caída importante en la actividad de la empresa y los ajustes de personal y servicios serán totalmente necesarios.”

En líneas siguientes dice:

“5. REUNIÓN CON FUNCIONARIOS. Desde hace meses que venimos trabajando con los concejales de Concordia sobre esta problemática, pero aún seguimos sin encontrar soluciones. Por este motivo y a través de este comunicado solicitamos a los distintos partidos políticos a que juntos busquemos una solución. A quienes representan al gobierno nacional, le pedimos que nos justifiquen como un gobierno provincial y municipal pueden disponer de los inmensos recursos necesarios para subsidiar al transporte sin olvidarnos que para ese traspaso la provincia y la municipalidad también necesita infraestructura de control que creemos no dispone. Al gobierno provincial solicitamos nos informe cuanto antes si dispone de los recursos necesarios para cubrir los subsidios y en qué porcentaje.

Habiendo aclarado nuestra situación queremos informar que estamos a total disposición para dialogar y trabajar para encontrar la mejor situación a futuro.”

 

La táctica fue instalar el miedo y la incertidumbre sobre la continuidad de los puestos de trabajo de millones de trabajadores del transporte del país y con el nuevo cuadro tarifario descarga brutalmente el ajuste sobre el bolsillo del laburante de a pie. Lograron cierto beneficio en los subsidios y su vez golpear a los trabajadores.  “El gobierno anunció este mediodía aumentos del orden del 40% en las tarifas de transporte en el primer trimestre de 2019. El boleto mínimo de colectivos pasará de $13 actuales a $18 a partir de marzo de 2019, con dos aumentos previos en enero y febrero. Será una suba del 38,5% con respecto a la tarifa actual (La Nación). La escala tarifaria en el verano será Enero $15, Febrero %16,5 y llegando a $18 en marzo

 

Estas modificaciones en cuadros tarifarios y esquemas de recorridos va a encontrar un límite en el contexto de ajuste y hastío de las condiciones de trabajo y transporte. Tal es así que en Mendoza Cornejo decretó que el pasaje sea gratuito por una semana hasta que los usuarios se adecuen a la nueva restructuración de frecuencias tarifas y paradas llamado MendoTran. Para los distintos gobierno y para el empresariado no es gratis, justamente, aplicar sobre nuestras espaldas ajuste sobre ajuste. La reacción del pueblo no se va a hacer esperar en un 2019 en ebullición.

 

UTA Corrientes.: "A cada cerdo le llega su San Martín"

 

Esta frase célebre hace alusión que cada cual recibirá en su momento la respuesta por los actos cometidos.  Y será así si está con el pueblo o contra el pueblo.

En el mes de octubre Corrientes era un polvorín. ERSA estafa a los trabajadores adeudando aguinaldos, el 5,7% de aumento (que pacto UTA y el gobierno) y dibujando las cargas sociales  sometiendo a cientos de trabajadores como contratados en condiciones de sobreexplotación. Los trabajadores realizaron asambleas y decidieron parar el servicio logrando el apoyo de otras líneas, vecinos y organizaciones de todo el país.

El secretario general de la seccional Rubén Suárez ( también Senador Nacional por Corrientes) al no representar los intereses y necesidades de los trabajadores del volante no sólo fue cuestionado por pactar salarios a la baja y malas condiciones de trabajo  sino que incluso en una asamblea fue legítimamente echado por el conjunto de los trabajadores al grito de “que se vaya  Que se vaya”. En videos difundidos por medios alternativos  un chofer le dijo en la cara “A vos ya te va a llegar tu San Martín” dejándole en claro a  Juárez que “en la vida todo vuelve”.

En diálogo con un trabajador de ERSA Corrientes nos contaba que  “Fue la actitud y la bronca de los compañeros que demostraron en ese momento el rechazo general” “yo que él renunciaría al cargo” “Esto es consecuencia del mal manejo de la conducción”

Con la lucha incansable los compañeros lograron regularizar todos los reclamos, sin embargo la patronal avanzó nuevamente. Despidió a los 18 trabajadores que tenían contratos precarios. Las últimas novedades es que se realizaron asambleas y una reunión con la patronal en la que se comprometen suspender a los trabajadores hasta el 1 de marzo para luego reanudar sus tareas laborales manteniendo antigüedad y otros derechos. Aún no está cerrado el conflicto y será de mucha importancia la victoria de los trabajadores de ERSA Corrientes.

 

Larga Distancia: la “uberización” del transporte

 

La situación y los reclamos de los trabajadores de larga distancia no difiere de los choferes urbanos salvo el nivel de precariedad en la que están expuestos.

Plusmar quiere imponer un régimen de trabajo de 16hs sin descanso. Felix chofer de larga distancia no dice lo siguiente: “Estamos en contra de la medida de las empresas junto con el cuerpo de delegado y los compañeros a que se implementen estas 16hs que es muy peligroso no sólo para los choferes sino para los pasajeros” “nos quieren bajar las horas, con viáticos reducidos, no te pagan la cama y no te pagan el descanso” Sobre la precarización laboral“El grupo FlechaBus está tomando trabajadores monotributistas”

“El Convenio 460/73 es nuestra biblia para nosotros y los empresarios no pueden salirse de eso” “El gremio no existe para nosotros y la obra social no atiende a nuestras necesidades, medicamentos, internaciones, tratamientos” “El gremio es cómplice de este vaciamiento y de las condiciones de trabajo” “Esto los lleva a tener a los trabajadores de larga distancia como un esclavo y que se sometan a las horas que ellos quieren y te pagan lo que quieren”

“La actitud de los trabajadores tiene que ser una actitud de recuperar el gremio y las conquistas ganadas no perderlas”

 

Publicado en NOTICIAS

La última semana de septiembre en Rosario se dio el Congreso de Juventud sindical metalúrgica peronista, un armado político del aparato oficial que entrelaza las regionales bajo la supervisión de la conducción buscando educar, adoctrinar, infectar la cabeza de los sectores jóvenes -y no tanto- con una ideología entreguista, negociadora dispuesta a justificar ventas de derechos, avances de reforma laboral al interior de cada fábrica a pedido de la necesidad de cada empresario.

En dicho congreso el secretario general, Antonio Caló,  reconoció un total de despidos cercano a 50.000 afiliados, con el peligro de que la cifra aumente en 60.000 ante la ola de suspensiones en el país. Cifras estas que niegan y no contemplan a los compañeros tercerizados, por agencia o en negro, lo que elevaría el drama de la desocupación a números  escalofriantes y demuestra o comprueba el total abandono y la división entre trabajadores a la que apuesta la burocracia sindical metalúrgica y otras.

La desocupación es utilizada por la clase patronal y/o empresaria para extorsionar a la clase obrera. Aumentan el número de desocupados para presionar a la baja nuestros salarios y meter medidas de ajuste en las fábricas. Hemos visto como detrás del verso de cuidar la fuente de trabajo a los metalúrgicos de Tierra del Fuego le congelaron por dos años el salario, como en muchas fábricas los compañeros fueron obligados  a aceptar rebajas o renuncias a los adicionales que de algún modo mejoran nuestro ingreso. Incluso se aceptaron condiciones peores de trabajo, avances en la reforma laboral hecha de facto con la anuencia y la firma de los dirigentes  o el uso de “retiros voluntarios” para disfrazar o encubrir despidos que tampoco entran en el número de las bajas laborales.  Una entrega total.

El fundamento de tal entrega es, según estos dirigentes burócratas, la imposibilidad de desarrollar medidas de protesta debido a la debilidad de la industria. De echo, las únicas medidas que estarían dispuestos a hacer son marchas para “defender la industria nacional “ que sólo contemplan los intereses y las necesidades del empresariado, ya sea solicitando créditos a bajo interés o freno a la importaciones sin discutir la enorme caída de nuestro poder adquisitivo o la defensa de los puestos de trabajo poniendo un freno a la caída salarial y a los despidos.

Dicho argumento es totalmente falso. Es mentira que no se pueda defender a los compañeros. Es mentira que no se pueda pelear por mejores salarios o mejores condiciones de vida. Pretenden que nos convenzamos de esto, que aceptemos salarios miserables y trabajo esclavo para poder “dialogar” mansamente con el gobierno y las empresas la entrega de nuestros derechos. Ellos están preocupados por cuidar sus privilegios, sus fabulosos negociados que les dan sumas millonarias , los más, o sueldos de gerentes de hasta diez veces lo que gana un obrero trabajando llueve o truene, enfermo, lleno de preocupaciones.

La actual dirigencia metalúrgica no sólo es culpable de las medidas de ajuste, achique y flexibilización laboral que se dan al interior de las fábricas, sino que además son el principal impedimento para desarrollar una verdadera lucha ya sea por la defensa de nuestros compañeros, enfrentando los despidos o el vaciamiento de empresas e incluso son incapaces de defender consecuentemente la producción nacional cuando esto implica luchar en contra de las políticas gubernamentales (llama compañeros tanto al presidente Macri como a los ahora secretario de trabajo, Jorge Tríaca o al flamante secretario de producción, Dante Sicca). Es incapaz de plantear un plan de lucha serio y creíble.

La defensa de nuestros puestos de trabajo y la recuperación de nuestro poder adquisitivo es posible y necesaria. Plantear lo contrario es aceptar que la clase obrera sólo puede ser el burro de carga de los empresarios, que no tiene derecho a vestir o comer bien, que los hijos nunca podrán ir a la Universidad o tendrán educación y salud de calidad. La principal traba, el único escollo que tenemos es la actual dirigencia sindical, la repodrida burocracia sindical.

Obviamente lograr  un movimiento sindical amplio y democrático, completamente distinto a lo que existe hoy, que respete la voluntad de las mayorías metalúrgicas no es un camino de la noche a la mañana. Difícil, no imposible.

Hay un reclamo creciente a las direcciones en las fábricas y talleres acerca del silencio ante las injusticias diarias que vivimos, una preocupación por el futuro que plantea un panorama oscuro. Ese reclamo nunca va a ser atendido sino nos organizamos, sino exigimos. El primer paso es organizar esa bronca, ese reclamo.

Lo contrario, aceptar el actual modelo sindical es perpetuar los privilegios de casta de la actual dirigencia. Y ya sabemos lo que esto significa.

Publicado en NOTICIAS