Natalia Barzola

Natalia Barzola

Productora y locutora de radio semilla programa banda de comercio y la fortaleza.

Según la OAVL, la violencia laboral es "toda acción, omisión o comportamiento, destinado a provocar, directa o indirectamente, daño físico, psicológico o moral a un trabajador o trabajadora, sea como amenaza o acción consumada. La misma incluye violencia de género, acoso psicológico, moral y sexual en el trabajo, y puede provenir de niveles jerárquicos superiores, del mismo rango o inferiores” incluye el hostigamiento psicologico en forma sistemàtica sobre una determinada trabajadora con el fin de excluirla laboralmente. ¿quienes son los que deben combatir y erradicar de nuestros trabajos la violencia de genero? la respuesta es sencilla, las empresas, los sindicatos, la sociedad es responsable del silencio y del olvido de la mujeres trabajadoras, porque lo primero que escuchamos es "cambia de trabajo, es culpa tuya, algo hiciste", pero  nosotras no debemos ni tenemos porque abandonar nuestro trabajo.

Me toco vivir de cerca muchos casos pero este en particular me genero una bronca dificìl de describir con palabras, tocaron a la puerta y ahi estaba, lo primero que nos dijo fue que se llamaba Mariela Bustamante y que era cajera en Cencosud, solo con verla me daba cuenta del dolor que tenia en la mirada y de lo valiente que habìa sido en poder pedir ayuda, comenzò a contarme que no la estaba pasando muy bien, le mire las manos y temblaba, no me miraba y le brillaban los ojos, le dije: "quedate tranquila y la abrace" lloraba y me conto que estaba con licencia psiquiatrica y que tenia mucho miedo de volver, que se echaba la culpa todo el tiempo, y que tenìa terror de volver al trabajo porque nadie le hablaba, la hostigaban, y que "el" la habia aislado, que "el" se sentaba en control cajas  y la observaba,  y todo me empezò a resultar conocido, que muchas veces se reunio con el gerente para pedir el pase, que habia pedido casi de rodillas que todo se terminara porque ella querìa trabajar y amaba su trabajo, que su bebe era pequeña y necesitaba darle de comer, todo el tiempo hablaba de "el" le pregunte quien era ese hombre y me dijo que era su delegado, y pense "otro dirigente sindical otra vez Cencosud, otro gerente que entrega a una trabajadora"

La manera en que los gerentes dan via libre a los delegados de las distintas sucursales de las empresas del grupo Cencosud son inaceptables, ya que al permitir el maltrato y el abuso que estos ejercen en contra de las trabajadoras, provocan bajas psiquiatricas, nisiquiera ven a la trabajadora como principal patrimonio de la empresa. no solo provocan esta patologia sino que extorsionan pidiendo "intercambio de Favores con sexo" esos favores no son otra cosa que cambio de francos, una hora antes para poder cuidar a nuestros hijos, no solo los gerentes permiten el maltrato sino que se toman la atribucion de maltratar a las trabajadoras y el delegado no interviene en la defensa de las mismas.

Es muy comun escuchar a las compañeras hablar de que los delegados hagan lo que quieran en las sucursales y manejen a su antojo el destino de ellas con la complicidad de los gerentes. el maltrato que reciben es tal que las compañeras terminan con bajas psiquiatricas por el miedo y el stress que les provocan ir a su lugar de trabajo pero la odisea no termina ahi, si logran conseguir el pase deben pagarle "el favor" al delegado que las recibe.

Ustedes al igual que nosotras se preguntaran que sucede en el gremio cuando llegan las compañeras a denunciar semejante aberracion  ¿no? la respuesta es mas que obvia, se llaman a silencio, no solo no se denuncia al acosador sino pretenden sacar a las compañeras de la sucursal para olvidarse de que existe el problema y negociar "la soluciòn" con la otra lista, las trabajadoras solo somos un negocio, solo somos parte de una campaña electoral con la complicidad de la empresa Cencusud, que deja a la vista que solo somos un producto mas de la gondola

 

En los últimos meses a raíz de la masiva ola de despidos, que ya venia golpeando a los trabajadores administrativos, enfermeros, técnicos, personal de seguridad, se suman mas de 40 profesionales que son vitales para la atención de la salud de los pacientes.


El servicio de psiquiatría contaba con un equipo interdisciplinario de profesionales que se ocupaba de la actividad asistencial, de la docencia, de la investigación y de la capacitación en este campo disciplinar. Las prestaciones clínicas que se desarrollan abarcan todo el espectro de padecimientos relacionados con la Salud Mental.


Los distintos miembros que estaban a cargo de la doctora Gisela Mannoia titular del departamento de psiquiatría diseñaban estrategias de abordaje personalizadas, respetando la diversidad, la dignidad y el sufrimiento psíquico de los pacientes, orientadas a disminuir las consecuencias lesivas, promoviendo el equilibrio bio-psico-social y la reinserción social y familiar de los mismos.


Al verse desbordada por el despido sin causa de su equipo de trabajo, la doctora Mannoia advierte a los pacientes que se quedarían sin sus respectivos médicos y sin la adecuada atención. la medica había colocado un cartel en la puerta de los consultorios avisando a los mas de 1000 pacientes que ya no iban a tener a sus médicos, a raíz de este hecho la remueven del cargo y condicionan a los pacientes a ser atendidos en la guardia, no teniendo así la asistencia personalizada. El servicio quedó limitado a solo 3 psiquiatras, a eso hay que sumar a los recortes brutales del suministro de drogas, Una auténtica bomba de tiempo, donde está en juego la vida de cientos de pacientes.


Los pacientes que son tratados en su enorme mayoría no tienen ninguna otra chance de tratamiento ya que provienen de sectores muy vulnerables de la sociedad. Con más de 1.000 pacientes sin tratamiento la situación es gravísima. Los pacientes de Salud Mental están sufriendo, ya no hay más atención, no tienen más medicación, los familiares están desesperados porque ni siquiera han derivado de este a otro hospital. No saben a dónde ir, ni en qué otros hospitales hay atención psiquiátrica".


Desde este medio de comunicación intentamos comunicarnos con la nueva jefa del departamento de psiquiatría Silvia Vaistij, pero se niegan a dar explicaciones sobre el maltrato que sufren los pacientes, poco pareciera importarle que esta situación lleve a los mismos a un suicidio o a poner en riego la vida de un tercero.


La salud pública, no es ni debe ser rentable, es para atender a las personas con más necesidades, aquellas a las que el sistema capitalista les soltó la mano.
Solo los trabajadores la defendemos de verdad, denunciando todas las veces que sean necesarias, poniendo el cuerpo.

Para empezar a describir lo que estamos viviendo a diario los trabajadores, debe,mos mirarnos en los ojos de nuestros compañeros, esos que sufren como nosotros, que patean la calle caminando muchas cuadras para ahorrarse 15 pesos en un boleto porque el sueldo quedo chico o porque algunos disidieron que no poíìamos vivir con tantas comodidades.

Y un día llegas al laburo y vez como desfilan de a uno por recursos humanos... y llego tu turno entras a la oficina destruida, pensando como le vas a explicar a tus hijos que te quedaste sin trabajo y esos que comen todos los días y no caminan para ahorrarse un boleto y llegar a fin de mes te quieren explicar que la empresa y la situación del país esta mal, que deben recortar gastos... y ahí entras vos. te ofrecen un retiro voluntario del 150%, y decís no. suben la apuesta y te ofrecen el 200% y le volves a decir no, y casi implorando explicas que necesitas trabajar porque esa plata se termina pronto, y a los chicos le tenes que dar de comer todos los días, ya no te miran igual comienzan a maltratarte, a decirte que agarres ahora o te vas a ir sin nada, te persiguen, te hostigan, vas al comedor y no hay comida, no te dan las herramientas de trabajo y sentís que las fuerzas te abandonan que lastiman tu dignidad por que otro trabajo difícilmente encuentres y querés gritar "ESTO NO ES UN RETIRO VOLUNTARIO, ES UN DESPIDO ENCUBIERTO" Y GRITAS FUERTE PARA QUE TE ESCUCHEN YO QUIERO TRABAJAR.